Público
Público

Un festival sin alfombra roja que ha dado para mucho en una semana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un festival en el que la alfombra no era roja sino azul, un alcalde con una propuesta para hacer cine o una directora agobiada con los besos son algunas de las anécdotas del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva , que anoche cerró su XXXIV edición.

La alfombra azul de entrada a la Casa Colón en las galas del certamen fue uno de los quebraderos de cabeza de los periodistas, ya que en muchas ocasiones las crónicas estaban casi escritas antes de los actos, y hubo que cambiar la palabra "roja" por "azul" antes de que los lectores apreciasen el error.

El alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, también ha protagonizado una de las anécdotas, cuando el actor Juan Luis Galiardo le saludó a la entrada del Gran Teatro, y le dijo que una de sus ilusiones era hacer un papel junto al edil onubense.

Menos gratificante ha sido la semana para la directora argentina Paula Hernández, que ha tenido que aguantar "desconcertada", como ella misma confesó, ser saludada con dos besos "a la española" continuamente, aunque peor todavía fue el jet-lag de sus primeras 12 horas en Huelva.

En el capítulo agradable, Huelva ha vuelto a recuperar la complicidad de la ciudad con el cine, y después de las primeras colas en la jornada del martes para ver la colombiana "Perro come perro", los "embotellamientos" ante las taquillas han sido la norma en el resto de la semana.

El Festival ha vuelto a demostrar que hay actores que antes son personas y eso ocurrió con Juan Luis Galiardo, que se tomó con toda la naturalidad y el humor del mundo que la presentadora de la gala organizada para recibir su premio 'Ciudad de Huelva' confundiese el nombre de su esposa, María Elías, con el de la también actriz Carmen Elías.

Su actitud nada tuvo que ver con la de los "amigos" de Manuel Pérez Estremera el año pasado, que se abalanzaron sobre el presentador cuando tuvo un error similar.

Destacable fue además el esfuerzo de algunos directores para defender su obra, como el argentino Carlos Larrondo, que ha elaborado un documental sobre "Radio la Colifata", y en todo momento quiso dejar claro que su trabajo no tiene nada que ver con el anuncio que una conocida marca de bebidas isotónicas ha realizado sobre el grupo de "locos" argentinos que sostienen la emisora.

En la presentación del catálogo 'Avándulus' de la Fundación Audiovisual de Andalucía, la coordinadora, Delia Navarro, se dirigió en francés a uno de los miembros del público, hasta que le aclaró que llevaba más tiempo en Andalucía casi que la Giralda, y el cantaor Antonio González "El raya", que presentó un documental sobre fandangos de Huelva, se negó a cantar en directo aludiendo a un cante que afirma que sin guitarra y algo de alcohol es imposible.