Público
Público

El Festival de Málaga premia a una de las grandes del cine español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Concha Velasco, una de las grandes de la historia del cine español, ha recibido esta noche el reconocimiento a toda su carrera a través del Premio Málaga en el Festival de esta ciudad, que ha recogido acompañada de buena parte de su familia y algunos de los compañeros de profesión que han trabajado con ella.

En una gala celebrada en el Teatro Cervantes y conducida por los actores Félix Gómez e Iker Lastra se ha recordado a aquella joven estudiante de danza que allá por 1954 debutó en la pantalla y que con el correr de los años se ha convertido en uno de los personajes más queridos del cine español.

Ha sido un rostro "que nunca nos ha abandonado y que ha resistido el paso del tiempo", y que ha pasado "de ser Conchita a ser Concha, de actriz de revista a actriz de comedia y después a actriz dramática, y de chica de la Cruz Roja a chica ye-ye", como han señalado los presentadores del acto.

Sigue "apasionada" por su profesión después de tantos años y de haber enamorado a padres e hijos, y ha cumplido aquello que cantaba en "Mamá, quiero ser artista", han añadido Gómez y Lastra.

Ésta ha sido una noche de gala por partida doble, porque uno de los que han subido al escenario para rendirle testimonio de su admiración ha sido el escritor Antonio Gala, con cuyos textos ha trabajado en varias ocasiones la actriz.

Gala ha dicho que hablar de Concha Velasco "es una impertinencia, porque de ella se ha dicho todo lo que se podía decir y casi todo lo que no se podía decir", y la ha calificado como "el nombre más grande y más completo del cine español".

Otros participantes en el homenaje han sido Manolo Escobar, Pedro Olea, Mariano Ozores, Juan Luis Iborra, Pepón Nieto o Alejo Sauras, además de su sobrina Manuela Velasco, ganadora del Premio Goya a la mejor actriz revelación.

Visiblemente emocionada, Concha Velasco ha tenido un recuerdo a quienes le ayudaron en sus comienzos y ha asegurado que lo más emocionante de recibir el Premio Málaga era hacerlo rodeada de miembros de su familia como su hermano, "que ha aguantado todo, los éxitos y los fracasos".

En el momento de recoger el galardón, la actriz ha recordado también a aquel profesor de danza que le advirtió de que no podría interpretar la muerte del cisne de "El lago de los cisnes" mientras no hubiera "amado, sufrido y tenido hijos".