Público
Público

El Festival de Montreal inicia su XXXIV edición alejada del cine de Hollywood

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La XXXIV edición del Festival de Películas del Mundo de Montreal se inició hoy en la ciudad canadiense con el estreno de la película quebequesa "Route 132" y la voluntad de mantenerse lo más alejado posible de las producciones de Hollywood.

Este año, los organizadores del certamen han programado durante los próximos 12 días 430 películas, tanto largometrajes como cortos, procedentes de 80 países entre ellas obras de Carlos Saura, Zhang Yimour, Bertrand Tavernier y Otar Iosseliani.

Pero entre toda esta variedad, lo que menos representado va a estar en Montreal es el cine más comercial estadounidense siguiendo con la tónica del certamen canadiense de concentrarse en cinematografías noveles y remotas.

La codirectora del festival, Daniele Cauchard, expresó recientemente su satisfacción por la "diversidad" que se ha conseguido en la presente edición del festival que hace pocos años estuvo a punto de desaparecer.

Esa diversidad y atención al trabajo de jóvenes realizadores de todo el mundo también le sirve a Montreal para distanciarse, o intentar, lo máximo posible de su mayor rival, el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF, por su sigla en inglés).

Tras unos modestos inicios hace 35 años, TIFF, que este año comenzará dos días después del cierre del certamen de Montreal, se ha convertido en una de las tres muestras más importantes del mundo hasta el punto que se considera el pistoletazo de salida de la carrera hacia los Óscar.

Por ello, Toronto se ha convertido en una cita obligada para el cine de Hollywood, por lo que cada año atrae a sus principales estrellas.

La coincidencia de dos festivales internacionales de cine en las mismas fechas y de dos ciudades rivales como son Montreal y Toronto creó una rivalidad entre las dos muestras que parecía haber desaparecido en los últimos años.

Pero en la presente edición, los roces y encontronazos parecen haber resurgido. Por ejemplo, TIFF decidió realizar una de sus principales conferencias de prensa el mismo día que Montreal anunciaba los filmes que acudirían este año.

Además, TIFF tendrá en su XXXV edición los estrenos mundiales de las obras de algunos de los directores quebequeses más conocidos, como "L'origine d'un cri" del realizador Robin Aubert.

Precisamente el director de "Route 132", Louis Belanger, dijo hoy durante una rueda de prensa poco antes del debut de su filme, que "cada festival es una oportunidad de mostrar películas, lo que es fantástico" y añadió que las guerras entre certámenes le "deprimen".

Y Montreal también tendrá su dosis de nombres reconocidos internacionalmente.

El actor francés Gerard Depardieu tiene programada una clase magistral de cinematografía el 6 de septiembre para cerrar el festival.

Las actrices Nathalie Baye (Francia) y Stefania Sandrelli (Italia) serán homenajeadas durante el festival, lo mismo que el director iraní Jafar Pahani, quien el año pasado fue el presidente del jurado que elige el galardón más importante del certamen, el Gran Premio de las Américas.

Y este año, el presidente del jurado será el reconocido director danés Bille August.

En total, 20 películas compiten por el galardón.

Precisamente "Route 132", la película con la que hoy se inició el certamen, es uno de los filmes seleccionados para competir por el Gran Premio de las Américas.

"Route 132", dirigida por el realizador de Montreal Louis Belanger que dirigió "Gaz Bar Blues" (2003), es una tragicomedia que sigue el viaje que realizan dos intrigantes (François Papineau y Alexis Martin) por la carretera 132 de Québec y durante la que imaginan cómo hacerse ricos.

Además de "Route 132", la Competición Mundial, incluye películas de Japón, Georgia, Brasil, Italia, México, Gabón y Trinidad y Tobago.

La representante del cine de habla española es la película mexicana "De la infancia", del director Carlos Carrera.

El festival también proyectará, aunque fuera de concurso, el filme "Flamenco, flamenco" del español Carlos Saura.