Público
Público

El festival Optimus Alive avanza para convertirse en referente internacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Optimus Alive, considerado ya como la cita musical más importante del año en Portugal, continúa con su proceso de madurez con el que pretende convertirse en un referente a nivel internacional.

Pese a contar sólo con cinco años de vida, el festival lisboeta se ha garantizado el éxito de crítica y público este año con un cartel repleto de grandes grupos, entre ellos Coldplay, Foo Fighters, Chemichal Brothers, 30 seconds to Mars, Blondie o Iggy & The Stroggess.

La congregación de estrellas este año fue superior incluso al de ocasiones anteriores, después de que el año pasado acudieran Faith no More, Alice in Chains y Pearl Jam, y de que en 2009 recibiera a Metallica, Placebo y The Prodigy.

Desde el pasado miércoles y hasta mañana sábado está previsto que más de 100.000 personas pasen por el recinto localizado en Algés, a las afueras de la capital lusa, y que han pagado entre 50 y 129 euros por ver a algunos de sus grupos favoritos.

El interés por el festival es cada vez más internacional -en 2010, un 10 por ciento del público ya era extranjero-, y no es extraño escuchar hablar inglés, español o alemán entre los asistentes.

Casos como el de Bruno, un joven británico que reside en Lisboa y quien señaló a EFE que este festival es "una gran oportunidad para venir y ver a muchas bandas nuevas, así como a algunos grupos famosos como Coldplay, Foo Fighters o incluso Primal Scream, que eran muy conocidos cuando yo iba al colegio", recordó.

El festival se divide en tres escenarios: el principal, donde actúan los cabezas de cartel; el "Super Bock", lugar reservado para las nuevas promesas; y el dedicado en exclusiva a la música "clubbing", liderado sin interrupción por DJ's y grupos del nivel de Buraka Som Sistema.

Como novedad, también hubo este año un espacio destinado a la música tradicional portuguesa, y en el que los grandes protagonistas fueron los "Homens da luta" ("Los hombres de la lucha"), conocidos por sus letras críticas con la situación política y económica que atraviesa Portugal.

También por primera vez, Turespaña -organismo destinado a la promoción turística del país- estuvo presente en el Optimus Alive con el objetivo de dirigirse a un sector del público portugués más bien joven que hasta ahora no conocía su oferta de primera mano.