Público
Público

El Festival de Shanghái veta la entrada de prensa a filmes fuera de concurso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Festival Internacional de Cine de Shanghái (SIFF), el más joven el mundo de clase A, prohibió este año por primera vez la entrada a los periodistas a todas las películas proyectadas fuera de concurso.

Los periodistas acreditados para el festival sólo pueden cubrir este año la selección de las 16 películas a concurso y las otras 10 en la competición de Nuevos Talentos Asiáticos, entre más de 300 cintas programadas, después de no haber tenido restricciones en la cobertura de ediciones anteriores.

"Es la normativa del festival", fue la única explicación para el cambio de criterio de este año que dio a Efe una portavoz de la organización del certamen, que además se negó a dar su nombre.

La prensa, tanto local como extranjera, se quedó así sin poder asistir a las proyecciones de la selección oficial del festival, la sección "Viento de China", con películas del gigante asiático, a los ciclos dedicados al cine japonés, nórdico, irlandés, canadiense, alemán e italiano, y al ciclo-homenaje a los miembros del jurado, presidido este año por el hongkonés John Woo.

Tampoco tuvieron acceso los periodistas al ciclo de películas sobre ciudades europeas organizado por el pabellón de la Unión Europea en la Exposición Universal del 2010, que este año se celebra también en Shanghái y con la que coincide estos días el festival.

Miembros del pabellón de la UE consultados hoy por Efe aseguraron no haber recibido ningún aviso por parte del festival de que esas películas no estarían abiertas a la prensa.

Precisamente, uno de los objetivos del pabellón al organizar el ciclo era difundir las películas y las ciudades europeas que en ellas aparecen a través de la prensa local, como parte de sus actividades en torno al lema de la Expo, "Una ciudad mejor, una vida mejor".

La prensa sí tuvo acceso a los foros del festival dedicados a la industria que se celebran de forma paralela a las proyecciones, en los que suelen participar los miembros del jurado y otras personalidades del sector.

El año pasado, el presidente del jurado, el director británico Danny Boyle, se refirió en uno de esos foros a la censura de las películas en China, que calificó de "lamentable", ante decenas de periodistas y asistentes que abarrotaban la sala.

Además, el ciclo-homenaje dedicado entonces a Boyle incluyó todas las películas del director excepto "Trainspotting" (1996), la historia de un grupo de drogadictos escoceses y su mayor éxito de crítica y público hasta el estreno de "Slumdog Millionaire", y "Una historia diferente" ("A Life Less Ordinary", 1997), que cuenta una extraña relación de amor entre un secuestrador y su víctima.

Preguntados por la ausencia de estas dos películas, los responsables del festival aseguraron entonces a Efe que se debía al criterio de selección del festival, aunque no quisieron explicar cuál era dicho criterio, y también, "quizá", a problemas en el transporte de las cintas.

A esto se unieron cortes en al menos una película proyectada fuera de concurso en los cines de la ciudad, según pudo comprobar Efe, la francesa "Saint-Cyr" (2000) que, de forma inusual dentro del festival, fue víctima de la censura, con al menos dos secuencias mutiladas en mitad de la acción.