Público
Público

El Festival Sónar apuesta por el "factor femenino" de Goldfrapp y Roisin Murphy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El factor femenino, entendido como la forma en que las mujeres se enfrentan a la creación musical, será uno de los hilos conductores de festival Sónar de este año, que del 19 al 21 de junio reunirá en Barcelona a "divas" como Roisin Murphy y Allison Goldfrapp o artistas "combativas" de la talla de MIA.

Los organizadores han presentado hoy en rueda de prensa un "adelanto" de parte del programa del Festival Internacional de Música Avanzada y Arte Multimedia, que según Enric Palau -uno de sus promotores- además de contar con estas "estrellas" hará especial hincapié en la "reciente cosecha" de artistas de las más "variadas procedencias, estilos y actitudes" que han mostrado nuevos vínculos entre feminidad y música.

Es el caso de la "versátil" voz de la francesa Camille -que actuará en el Palau de la Música en la aportación del Sónar al centenario de este espacio-, la MC norteamericana Tara Long, Mar Sellars -fundadora de The Dulors- o la "oscuridad minimal" de Chloe.

Junto a este "factor femenino", el Sónar 2008 da un protagonismo muy destacado a la producción francesa, país que aporta a este programa un larga lista de nombres, ya que junto a las ya citadas, Camille o Chloe, estarán Busy P. Dirty Sound Systeme, Discodeine, o SebastiAn, entre otros.

El concierto de Goldfrapp será en solitario, fuera de abono, la noche del jueves 19, en Sonar Park, en una sesión "más acústica e intimista", en palabra de Enric Palau, donde la banda liderada por la pequeña Allyson presentarán su nuevo disco "Seventh Three", dentro de la gira que les llevará por toda Europa.

Además de este cartel plagado de mujeres, el Sónar 2008, del que hoy se ha presentado un avance, ofrece un "reencuentro" estrella: el regreso a los escenarios de los británicos "Yazoo", el tándem tecno-pop formado por Allison Moyet y Vince Clark -fundador e hijo prodigo de Depeche Mode-, quienes 25 años después de su separación y de hits como "Dont Go" o "Only you", vuelven a tocar juntos.

Otras citas que serán inexcusables -además de la actuación en el Auditorio de Basquiat Strings, un combo de cuerda y batería- serán las "invitaciones" de Frankie Knuckles, uno de los autores fundacionales del house de Chicago, así como las del dúo Mike Banks-Jeff Mills (génesis de Underground Resistance) y el trío que formen los hermanos Cullum, Jamie y Ben, con Darren Emerson.

La vertiente "más festiva" del Sónar, la dedicada a la pista de baile, estará marcada por lo que los organizadores han denominado "bastardismo", es decir, esas corrientes fruto de cruces musicales imposibles que tienen sus exponentes más reconocibles en bandas como Justice -y su mezcla de electrónica, rock y punk- o en las canciones de la jovencísima Yelle, y en donde también se inscriben Boys Noize o Diplo.

Aunque lo presentado hoy tan sólo es un adelanto del cartel, se comprueba que la presencia española, al menos la anunciada, no será muy numerosa, de momento: The Pinker Tones, CaboSanRoque y Asstrio.

En cuanto a la importante área expositiva del festival, este año el Sónarmática se adentrará en los orígenes de la cinematografía, con una reinterpretación por parte de algunos creadores de los artilugios primigenios de este arte -linternas mágicas, zootropos o cronofotógrafos-, mientras que el área del Sonorama se destinará la creación audiovisual a tiempo real.

La imagen corporativa del Sónar, con la que se publicitan cada año internacionalmente, ha optado en esta edición por unos supuestos siete "híbridos" de animales y hombres "creados genéticamente" -ha bromeado otro de los organizadores, Sergi Caballero- en un "laboratorio de ingeniería genética de China".

Esta campaña se ha dado a conocer por medio del denominado "marketing viral", estrategia publicitaria consistente en colgar las imágenes en internet, en este caso por MySpace, sin dar más datos sobre a qué se refieren las imágenes, y que en este caso ha tenido un gran éxito, con cerca 75.000 visitas.