Público
Público

El Festival de Venecia premia la trayectoria de Bellocchio con el León de Oro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cineasta italiano Marco Bellocchio, autor de títulos como "En el nombre del padre" (1971), fue hoy el protagonista del 68 Festival Internacional de Cine de Venecia, donde fue galardonado con el León de Oro a toda una carrera.

Bellocchio (Bobbio, Emilia-Romagna, 1939) compareció este viernes, penúltimo día de "la Mostra", en rueda de prensa ante los medios, horas antes de recoger el galardón de manos del cineasta italiano Bernardo Bertolucci y de la proyección oficial de la nueva versión de "En el nombre del padre", hecha con materiales del filme original.

"Con Bernardo ha habido muchas cosas en común, pero también muchas diferencias. Él estaba en Roma casi tanto como yo. Teníamos amigos comunes como (Pier Paolo) Pasolini, todo ese mundo que me permitió ambientarme en Roma", afirmó Bellocchio durante la rueda de prensa.

"Está claro que su sensibilidad, sus imágenes son distintas de las mías, pero el hecho de haber empezado casi en los mismos años, de ser de la misma quinta, hace que hoy lo sienta misteriosamente cercano", agregó.

El cineasta italiano, que sigue trabajando en nuevos proyectos cinematográficos, indicó que el hecho de que sea Bertolucci quien entregue el premio, más que honrarle, le emociona, a pesar de que hace cuatro décadas hubiera una cierta rivalidad entre ambos.

"En los años 70 hubo una cosa como rivalidad, incluso como envidia. Él tenía grandes éxitos en el mundo y yo hacía 'En el nombre del padre' con tantos problemas. Pero con el paso del tiempo creo que nos hemos reencontrado", comentó Bellocchio.

El director italiano, quien dijo que aún sigue siendo de izquierdas y que no es, para nada, votante del primer ministro, Silvio Berlusconi, se mostró "satisfecho" por recibir el León de Oro a toda una carrera en este Festival de Venecia.

"Sería un loco o un imbécil si no lo estuviera. Me parece, por cómo lo siento yo, el reconocimiento a una carrera en la que siempre he buscado ser fiel a mis ideas e imágenes, a pesar de haber ido cambiando también. No soy el mismo que hizo 'En el nombre del padre'. Creo en los cambios, creo que la gente puede cambiar", afirmó Bellocchio.

El cineasta negó que a sus casi 72 años esté retirado del cine y comentó que, para él, lo que cuenta ahora no es el número de películas que haga, sino la calidad de las mismas: "Este es el León de Oro a la carrera que puede ser un nuevo comienzo para un futuro que puede ser aún de gloria", comentó.

En la extensa carrera como director del italiano figuran títulos como "Marcha triunfal" (1976), "Salto al vacío" (1980) o "Buenos días, noche" (2003), además de su filme de debut, "Las manos en los bolsillos" (1965).

Pero su obra más reconocida es ese "En el nombre del padre" que trae totalmente remozado a "la Mostra", una nueva versión que, según el cineasta, es "más bonita" que la original.

"Cuando me dijeron que me daban el premio propuse presentar el filme, porque sentía que podía ser elaborado de nuevo. Creía que podía haber ampliaciones", aseveró Bellocchio.

"Había imágenes que podían ser más libres, ligeras. El ritmo podría ser más envolvente. Hemos hecho muchos cortes nuevos. El significado del filme ha quedado exactamente igual, es decir, con esa desesperada provocación. Es el filme de una rebelión desesperada", agregó.

Preguntado sobre qué diría a los jóvenes directores que empiezan, el veterano cineasta no dudó en responder que les desaconsejaría que se metieran a trabajar en el mundo del cine, pues el de director es, según él, un "trabajo costoso, donde pocos llegan, incluso a veces ni siquiera los chicos con talento".

En el fallo del premio León de Oro a una carrera a Bellocchio, la organización de "la Mostra" define al cineasta como uno de los "más influyentes del cine de Italia de las últimas décadas y uno de los autores más grandes del cine contemporáneo".

"Caminante infatigable, portador de ideas, explorador de la frontera inestable entre sí mismo, el cine y la historia, ha utilizado como mapa para orientarse el mundo que comienza más allá de las fronteras de la realidad visible (y del inconsciente). Y ha encontrado así las formas de expresión más vitales y justas", afirma la organización del Festival de Venecia.