Público
Público

El FIB ofrece su apertura más comercial con The Streets y Julieta Venegas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El hip-hop popular de The Streets, el soul de Plan B y las melodías de radiofórmula de Julieta Venegas protagonizan hoy la puesta en escena más comercial del Festival Internacional de Benicàssim (FIB), que ya desde primeras horas de la tarde recupera la afluencia de sus mejores ediciones.

En esta decimoséptima edición, la organización ha renovado su apuesta por las grandes bandas -reservadas en su mayoría para el fin de semana-, y espera recibir a más de 40.000 personas al día en un recinto de 130.000 metros cuadrados con cuatro escenarios.

Después del susto provocado por las fuertes rachas de viento registradas anoche en esta localidad, que no ocasionó ningún daño pero inundó las redes sociales de mensajes apocalípticos en recuerdo de la difícil situación que se vivió en 2009 por estas misma causa, el calor vuelve a ser el inevitable protagonista de los primeros pasos del festival.

Los "fibers", en absoluta mayoría anglosajona, ya han dado su pistoletazo de salida para un maratón de cuatro días equipados con el atuendo oficial de esta carrera de verano: gorro, bermudas, zapatillas de deporte y gafas de sol estilo "retro"; la camiseta es una prenda inusual.

Muchos de ellos están aquí desde el pasado lunes, día en el que abrió sus puertas la zona de acampada de más de 150.000 metros cuadrados, y con su presencia triplican la población de este municipio castellonense, donde generan un impacto cercano a los 18 millones de euros.

La Policía Local, la Guardia Civil y la Cruz Roja han preparado un dispositivo especial de seguridad con más de 800 efectivos distribuidos por el municipio y las proximidades del recinto, que ofrece un constante trasiego de jóvenes con tiendas de campaña y alimentos dirigiéndose hacia las zonas de acampada.

Esta primera jornada musical, inaugurada a las seis en punto por el electropop de The Spires, tiene un marcado carácter británico y estará encabezada por el hip-hop endulzado de The Streets, con un Mike Skinner que ha decidido poner fin a su carrera con su quinto álbum, "Computers and Blues", y un concierto que probablemente le sirva para despedirse de los escenarios españoles.

También sonará la aguda voz de Benjamin Paul Drew al frente de Plan B, cuyo segundo y último trabajo, "The Defamation of Strickland Banks" (2010), se ha convertido en un éxito de ventas y ha logrado el reconocimiento de los medios audiovisuales globales.

Otro de los platos fuertes, la inevitable ración de "beats" electrónicos acelerados y sonidos guitarreros, lo aportará la banda australiano-británica Pendulum, conocida por unos incendiarios directos que persiguen la estela de The Prodigy.

Y entre todos ellos, la compositora y vocalista mexicana Julieta Venegas, una "rareza" en este universo al que insisten en calificar de alternativo y cuyo anuncio levantó una gran polémica entre los seguidores de este festival en las redes sociales.

La cantante, que ha vendido más de ocho millones de discos en todo el mundo, asegura que se siente "identificada" con los "fibers" -según dijo recientemente en una entrevista a EFE- y no piensa discutir al respecto, sino "demostrarlo en el escenario".

Otro elemento discordante, aunque sólo por lo inusual de ver a un conocido deportista profesional embarcado en una aventura de música independiente, será el exfutbolista Gaizka Mendieta haciendo de "dj" junto al resto del trío Gazteiz Gang y pinchando a grupos como The Pavement o Iggy Pop.

Estos nombres, a los que se suman otras formaciones de la escena comercial como Paolo Nutini, forman parte del intento del FIB de recuperar la cuota de público perdida en 2010 por el bajón artístico del cartel y sanar su prestigio entre los referentes musicales veraniegos.