Público
Público

Fidel Castro alaba la "honestidad" de Obama pero tiene dudas sobre su gestión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder cubano Fidel Castro alabó hoy la "honestidad" del nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pero agregó que aún quedan "interrogantes" sobre su gestión, en el primer artículo de sus "Reflexiones" que escribe desde hace cinco semanas.

Castro aseguró que no alberga "la menor duda de la honestidad con que Obama" expresó sus ideas en su discurso de investidura, pero que "a pesar de sus nobles intenciones" quedan "muchos interrogantes para responder".

El ex presidente, cuyo silencio en fechas clave para Cuba había despertado rumores sobre su salud, dedica su primera "Reflexión" desde mediados de diciembre a la presidenta argentina, Cristina Fernández, con quien se entrevistó hoy mismo.

Respecto a los "interrogantes" que tiene sobre Obama y que analizó con Fernández, Castro dice: "a modo de ejemplo me preguntaba: ¿cómo podría un sistema despilfarrador y consumista por excelencia preservar el medio ambiente?".

El ex mandatario cubano, de 82 años, que no aparece en público desde julio de 2006, detalló que su conversación con la gobernante argentina "duró 40 minutos" y que "el intercambio de ideas fue intenso e interesante, como esperaba".

Castro dijo que Fernández "es una persona de convicciones profundas", y agregó que "no hubo debates" durante la entrevista que sostuvo con ella, al término de tres días de visita oficial a la isla, de donde viajó hoy a Venezuela.

"Al hablar de Estados Unidos -explicó el ex mandatario- le señalé la importancia histórica para Cuba de que ayer (martes) a las 12 del día habían transitado 10 presidentes a lo largo de 50 años, en los que a pesar del inmenso poder de ese país no habían podido destruir la Revolución Cubana".

"Muchos otros aspectos de política nacional e internacional de Cuba y de Argentina fueron abordados", agregó Castro, de quien Fernández aseguró que lo vio "muy bien".

"A Cristina le gusta consagrarse al trabajo y dedicarle todo el tiempo. No obstante, es capaz de proteger sus derechos cuando viaja a otro país, imponer un número de horas para hacer ejercicios y adaptarse, lo cual todos respetan", concluyó la "Reflexión".

Aparte de cinco semanas sin escritos de Castro, aún primer secretario del gobernante Partido Comunista, las dudas sobre su salud se basaban en que no recibió a otros dos gobernantes que estuvieron este mes en La Habana, el panameño, Martín Torrijos, y el ecuatoriano, Rafael Correa.