Público
Público

El Fiesta, modelo que inauguró Almussafes en 1976, vuelve a factoría española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El próximo lunes la planta de Ford en Almussafes lanzará el nuevo Fiesta, modelo renovado, a modo de "nieto" del primer vehículo que salió de esa factoría el 18 de octubre de 1976.

Pero no es esta la primera vez que el Fiesta retorna a Almussafes para ser producido en nuevas versiones, ya que el 29 de abril de 2002 el entonces nuevo Fiesta inició su producción en la planta Valencia después de un paréntesis de más de 6 años.

En la primera etapa de fabricación del Fiesta en Almussafes, objetivo de la instalación en Valencia de una factoría de esa multinacional automovilística, y que abarcó de 1976 hasta 1996, se alcanzó una producción de unos 4 millones de unidades.

En esos años, el Fiesta compartió su reinado, ya que desde siempre ha sido considerado el "icono de Almussafes", según fuentes de la empresa, con el modelo KA.

Ya en 2002, concretamente el 29 de abril, lanzó Almussafes la primera unidad del nuevo Ford Fiesta, "hijo de aquel de 1976". Para su fabricación, junto con la del segmento B del Mazda, la planta valenciano recibió una inversión global de 341 millones de euros.

El Mazda tardó más en ver la luz y salió de la factoría valenciana a principios de 2003.

En ese segundo periodo de producción del Fiesta en Almussafes, desde 2002 hasta el pasado mes de septiembre, se fabricaron más de 600.000 unidades de ese Fiesta.

El nuevo modelo, "nieto del primero", que saldrá el próximo lunes pero será presentado de forma oficial en Almussafes el miércoles, fue ya lanzado el día 19 de septiembre en la factoría de Colonia, pero la factoría de Almussafes considera ese modelo como "su emblema de calidad".

Desde el pasado septiembre en la factoría valenciana se han realizado todos los ajustes necesarios para que, esta misma semana, se hayan podido fabricar las primeras unidades del nuevo Fiesta, diez al día, pero denominadas de preproducción, porque no salen a la venta y su fin es ajustar los equipos de cara al inminente lanzamiento.

A partir del lunes, las previsiones son de una producción de alrededor 50 unidades del Fiesta al día, cantidad que irá aumentando progresivamente hasta finales del mes de febrero, que será cuando se alcanzará la capacidad de 700 coches, según la dirección.

Las mismas fuentes han indicado que el Fiesta, vehículo urbano, ha ido evolucionando, incluso de tamaño, pero sobre todo ha ido ganando en motorización, seguridad, calidad de conducción y acabados, entre otras prestaciones.