Público
Público

Fiestas en forma: coma, beba y sea feliz con moderación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Dorene Internicola

Las fiestas son una época en la quees difícil seguir una rutina saludable.

Con los banquetes familiares, las fiestas de la oficina ylos brindis con champaña, la tentación de dejarse llevar estáen todos lados, de la mano de las cancelaciones de clases en elgimnasio y las vacaciones del entrenador personal.

Pero los expertos aseguran que si uno trabajó todo el añopara mantenerse en forma, sería momento de darse un respiro,siempre moderado.

"Evalúe la realidad. Son las fiestas. Es un momento del añomaravilloso, no debería ser estresante. Dése un poco derienda", dijo Carol Espel, directora del grupo de aptitudfísica de la lujosa cadena de clubes Equinox.

"Cambio de rutina, celebración con la familia, son todascosas buenas. Y deberían serlo", añadió.

Espel sugiere tener un plan para las fiestas.

"Concéntrese en mantener cierto nivel de nutrición yejercicio en el que estuvo trabajando todo el año", manifestóEspel, quien agregó: "Dígase a sí mismo, '¿Qué puedo hacer paraque cuando empiece enero yo no sienta que tengo que comenzartodo otra vez?'".

En otras palabras, haga lo que pueda.

"Si normalmente usted entrena cuatro o cinco veces porsemana, trate de hacerlo tres veces, o incluso dos. Sabemos porinvestigaciones que dos veces por semana es la cantidad mínimarequerida para mantenerse en forma", expresó Espel.

¿Esto se mantiene aún con tantos alimentos ingeridosdurante las fiestas?

A diferencia de los rumores extendidos, un estudiorealizado por los Institutos Nacionales de Salud de EstadosUnidos que fue publicado en New England Journal of Medicinemuestra que la mayoría de las personas sólo aumentan uno o doskilos en el período de las fiestas.

La mala noticia es que generalmente nunca bajan ese pesoaumentado, por lo que lo acumularían año tras año durante todala adultez.

Para aliviar la culpa, Espel aconseja planear los"permitidos".

"Disfrute la comida de las fiestas. Sólo piense antes loque realmente quiere. Si su madre hace un puré de papas genial,decida que va a consumir eso. Luego, quizá un vaso de vino, enlugar de tres", sugirió.

"Algunas personas simplemente se sueltan. Eso es un error.Cuando uno es selectivo, ese pánico nunca cunde. Uno seprotege. Se controla", explicó Espel. "Haber aumentado de pesoes lo último que uno quiere el 1 de enero. Es tan deprimente",agregó.

Jessica Matthews, portavoz del Consejo Estadounidense sobreEjercicio, señala que durante las fiestas ella conjuga elejercicio físico con el tiempo con la familia.

"Los gimnasios cambian sus cronogramas o cierran, por loque uno tiene esa encrucijada: ¿debería salir a ejercitar odestinar el tiempo a mi familia? Yo trato de reunir a todos yhacer algo conjunto", dijo Matthews.

"La época de las fiestas me inspira a compartir ese regalode salud y bienestar con mi familia. Patinar sobre hielo,esquiar o hacer snowboard son actividades realmentedivertidas", agregó Matthews, que es entrenadora personal."Funciona bien para mí", añadió.

La portavoz aconseja: "Sea un niño por un rato, salga ydiviértase. Está manteniéndose en forma mientras disfruta unmomento con sus seres queridos".