Público
Público

La FIFA apuesta por el inmovilismo en asuntos de arbitraje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los árbitros de gol, la alta tecnología o cualesquiera otras innovaciones que puedan mejorar el rendimiento arbitral seguirán siendo un asunto del futuro, ya que la FIFA anunció hoy que no incluirá novedad alguna en el Mundial de Sudáfrica 2010.

"Definitivamente, para el Mundial de 2010 no contemplamos la inclusión de más árbitros o tecnología", afirmó categóricamente en rueda de prensa el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, quien, sin embargo, no descartó la introducción de novedades en un futuro próximo.

"No se trata de ignorar al público", dijo Blatter, consciente del aumento de la presión popular para que la FIFA tome medidas tras la mano del francés Thierry Henry que le dio a su selección el boleto definitivo para el Mundial a costa de Irlanda.

La FIFA, explicó Blatter, cree que los experimentos en curso, como el que se está llevando a cabo en la Liga Europa, deberán todavía madurar y mostrar unos resultados concluyentes que animen al máximo organismo del fútbol a adoptarlos de manera definitiva y universal.

"Veremos en el futuro, al que no queremos cerrar las puertas. Por eso vamos a crear un grupo de trabajo para que estudien todas las posibilidades y nos den respuestas", señaló.

El propio Blatter dijo hace sólo dos días que no vería con malos ojos la posibilidad de incluir a dos árbitros detrás de cada portería para mejorar la forma de impartir justicia en los terrenos de juego, aunque hoy quiso recordar que este tipo de decisiones no las toma él.

"El fútbol se debe jugar tal y como se juega ahora", opinó el máximo dirigente del fútbol mundial, quien añadió que "el fútbol es un deporte en el que importa la espontaneidad" y donde cuesta imaginar que se interrumpa un partido para dirimir una jugada, tal y como se hace en el tenis.

Para Blatter, la inclusión del vídeo acabaría incluso con las discusiones de los medios de comunicación, que le sacan mucho jugo a las jugada polémicas como la de la mano de Henry.

El delantero del Barcelona podría enfrentarse a una sanción por esa jugada que tantas veces han repetido las televisiones de todo el mundo si la Comisión Disciplinaria de la FIFA, que analizará detalladamente la jugada en marzo.