Público
Público

La FIFA cree que el 'caso Sion' tendrá "consecuencias desagradables y sanciones"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La FIFA tachó hoy de "irresponsable" el comportamiento del presidente del Sion, Christian Constantin, al trasladar a la justicia ordinaria un litigio deportivo y señaló que ha causado "un daño enorme al fútbol suizo y a la autonomía del deporte", que tendrá "consecuencias desagradables" y "sanciones".

El director de Asuntos Legales de la FIFA, Marco Villiger, afirmó en declaraciones a fifa.com que la actuación del club suizo "socava la autoridad de los tribunales de la asociación" y "pone en peligro el funcionamiento de las competiciones", "por la cantidad de problemas que genera en el ámbito futbolístico".

"Si a todo el mundo le diera por recurrir a un tribunal ordinario local, sería imposible organizar competiciones internacionales. Aquí va a haber algunas consecuencias desagradables, porque se trata de partidos en los que fueron alineados los jugadores afectados. Tarde o temprano se impondrán sanciones y cuando las medidas provisionales sean revocadas el caso quedará perfectamente aclarado", añadió.

Villiger indicó que tanto el presidente del club como los jugadores "conocen las reglas de juego"; recordó que los futbolistas "han firmado un contrato de trabajo a sabiendas de que no tenían permiso para jugar" y lamentó que "en cuanto las conclusiones de estas reglas no les complacen, apelan a los tribunales ordinarios".

"Eso conduce al caos. Cuando alguien recurre a medidas provisionales en derecho civil y al final no le dan la razón, está obligado a pagar daños y perjuicios. Y en el mundo del deporte eso no significa otra cosa que una derrota por incumplimiento, es decir, el otorgamiento de la victoria al equipo contrario", añadió.

El directivo de FIFA añadió que "cuando una sanción que el Tribunal Supremo suizo ha ratificado no puede hacerse cumplir por fallos ulteriores de otros tribunales, el deporte sufre una derrota", y señaló que su papel es "ayudar a hacer cumplir con mano firme las decisiones confirmadas por todas las instancias".

"Las asociaciones miembro son responsables de hacerlas cumplir. Si una asociación ya no es capaz de hacer cumplir tales decisiones, nuestra obligación es sancionar a la asociación. Entre las sanciones posibles se encuentran las suspensiones o la exclusión de las diversas competiciones. Si las decisiones no se respetan, el sistema entero corre peligro", agregó.

El Sion ha trasladado a la justicia ordinaria su exclusión de la Liga Europa por alineación indebida en la eliminatoria previa frente al Celtic de Glasgow, que denunció al club suizo con el argumento de que la FIFA le había prohibido fichar jugadores durante dos periodos completos y consecutivos de traspasos por contratar en 2008 al portero egipcio Essam El-Hadary cuando pertenecía a otro club.

Según la FIFA, en abril de 2011 recordó al club la prohibición que tenía para fichar jugadores durante el verano y comunicó la situación a los futbolistas contratados en pretemporada, aunque éstos acudieron a un tribunal de distrito y obtuvieron una orden judicial provisional para jugar.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) se pronunciará sobre el caso el próximo 3 de octubre.