Público
Público

La FIFA estudiará la tecnología en las porterías y más linieres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El organismo que decide las reglas en el fútbol estudiará el uso de tecnología en la línea de portería, las simulaciones de penaltis y la posibilidad de jueces de línea extra en su próxima reunión marzo.

La Junta de la Asociación Internacional de Fútbol (IFAB, por sus siglas en inglés), también estudiará cambios en las reglas en cuanto a la atención a los jugadores lesionados, así como el fin de las expulsiones por tarjeta roja directa a los jugadores que hacen una falta que evita una jugada de gol, según la agenda de la reunión publicada el viernes por la FIFA.

La IFAB, fundada en 1886, está formada por la FIFA y las federaciones de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Cada federación británica tiene derecho a un voto, mientras que la FIFA, que representa a las 204 federaciones restantes, dispone de cuatro. Para aprobar una propuesta es necesario obtener el 75 por ciento de los votos.

La reunión será el 6 de marzo en Zurich.

Cada vez hay más presión para que el fútbol permita el uso de las nuevas tecnologías, especialmente después de la mano del delantero Thierry Henry en la jugada que acabó en el gol que dio a Francia la clasificación al Mundial en la repesca ante Irlanda.

La IFAB tratará el experimento llevado a cabo en la Liga Europa de este año, donde se puso a un linier extra detrás de cada línea de fondo para colaborar con el árbitro en las jugadas dudosas en el área de portería.

Se estudiará la cuestión de las simulaciones de penaltis, actualmente permitidos a menos que el árbitro considere que se trata de una conducta antideportiva, así como la expulsión de los jugadores que cometen una falta o una mano cuando es el último obstáculo entre el delantero y la portería.

La IFAB señala que en la actualidad hay ocasiones de "triple castigo" con el penalti, la tarjeta roja y la suspensión que acarrea.

La junta del organismo dijo que podría llevar a cabo el cambio del reglamento que requiere que un jugador sea atendido de una lesión fuera del terreno de juego, permitiendo la excepción en caso de que la lesión sea resultado de una entrada brusca por parte del rival. Madrid.online@thomsonreuters.com))