Público
Público

FIFA pide a los políticos franceses no interferir en el fútbol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La FIFA advirtió el sábado a los políticos franceses que no interfirieran en el funcionamiento del fútbol, al mismo tiempo que tenían lugar unas reuniones de alto nivel en París por la traumática eliminación de "Les Bleus" del Mundial.

"Hablé con la oficina de la ministra de Deportes y les dije que sean muy cuidadosos", dijo el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke.

"Existe una autonomía del movimiento deportivo y no puede haber ninguna interferencia política en lo que suceda", agregó.

La actuación en Sudáfrica de los actuales subcampeones del mundo difícilmente podría haber sido peor: los jugadores se sublevaron por la expulsión del equipo del delantero Nicolas Anelka después de que este insultase al seleccionador y acabó última de su grupo tras sólo conseguir un empate y dos derrotas.

La angustia nacional es tan elevada que el presidente francés, Nicolás Sarkozy, pidió una reorganización del fútbol y se reunió con uno de los líderes del equipo, Thierry Henry.

La ministra de Deportes, Roselyne Bachelot, calificó al equipo de "inmaduros líderes de pandilla" y dijo que la dimisión del presidente de la Federación Francesa de Fútbol, Jean-Pierre Escalettes, era "inevitable".

"Definitivamente veremos lo que está haciendo Francia", señaló Valcke, en una rueda de prensa en las oficinas centrales del Mundial en el estadio Soccer City de Johannesburgo.

"En pocas palabras, se supone que nadie puede pedir a alguien que dimita. La persona elige. Si tiene la sensación de que ha fallado en lo que ha hecho, entonces puede dimitir. Y luego se tendrán que organizar elecciones", explicó.

EVITAR INTERFERENCIAS

Al igual que las intervenciones de la FIFA en países como Kenia o Irak, no habrá un estatus especial para Francia si sucede algo como eso, dijo el francés Valcke.

"Porque sea un país europeo no deberíamos tener un tratamiento distinto", señaló.

"Se pueden reunir, pueden discutir, pueden encontrar maneras para asegurar que esto no suceda, pueden pedir disculpas por las diferentes personas involucradas. Pero en cualquier momento que haya una interferencia, la FIFA reaccionará", agregó.

Valcke dijo más tarde a Reuters que la reunión de Sarkozy con Henry y otros responsables de la federación francesa para tratar la situación del fútbol francés era una reacción entendible por el trauma nacional.