Público
Público

La FIFA planea usar los pasaportes biológicos antidopaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La FIFA trabajará con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) en un intento por detectar el uso de drogas en el fútbol, probablemente con un método similar al de los pasaportes biológicos del ciclismo.

"Esta es una estrategia que podría resultar muy beneficiosa en los próximos años", dijo a los periodistas el presidente de la AMA, John Fahey, tras reunirse con su homólogo de la FIFA, Joseph Blatter, en la sede del órgano rector del fútbol mundial.

"Damos la bienvenida a esta asociación y estamos contentos de que un deporte tan importante esté dispuesto a trabajar con nosotros", agregó Fahey, aunque advirtió que podría tardar tiempo poner en práctica la iniciativa.

Desde enero de 2008, la Unión Ciclista Internacional (UCI) ha recogido muestras de sangre de todos los ciclistas profesionales para crear un perfil médico que se compara con los datos registrados en los análisis antidopaje.

"Este es un proyecto a largo plazo y que vale la pena explorar", dijo el jefe médico de la FIFA, Jiri Dvorak, que agregó que cada año hacen 33.000 pruebas de dopaje.

"De éstas, el 0,3 por ciento son positivos y son en su mayoría por drogas sociales, como la marihuana o la cocaína", dijo Dvorak, descartando el uso masivo de sustancias en el fútbol para mejorar el rendimiento.

La FIFA y la AMA hasta hace poco tiempo se vieron involucradas en una polémica por la norma sobre estancia, que exige que los deportistas informen sobre el lugar en el que estarán durante al menos una hora cada día durante tres meses para que puedan ser sometidos a controles de dopaje.

Sin embargo, las partes solucionaron sus diferencias y Fahey dijo que las relaciones entre ambos organismos parten de cero.

"La FIFA tiene un sistema sólido y un amplio programa de dopaje (...) totalmente compatible con la Agencia Mundial Antidopaje", declaró. "El programa de la FIFA es un programa muy bueno".

El presidente de la FIFA dijo que el fútbol está haciendo todo lo posible para combatir este problema.

"Fui muy sincero cuando dije que no había drogas en el fútbol", sostuvo Blatter. "Realizar 33.000 (pruebas) es lo óptimo. No podemos hacer más que eso".