Publicado: 27.10.2014 19:11 |Actualizado: 27.10.2014 19:11

La filial española del gigante energético GDF Suez, en el centro de la trama corrupta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Guardia Civil ha detenido a cuatro altos cargos de la empresa energética Cofely, uno de los centros de la trama de corrupción investigada en la Operación Púnica, al entender que a través de esta sociedad los ayuntamientos implicados contrataban servicios a cambio de adjudicaciones.

Fuentes de la investigación han indicado que los agentes han detenido a los directores general y comercial de la citada empresa, radicada en Madrid, así como a otros dos altos cargos.

El director general de Cofely España detenido es Didier Maurice (en la foto, con el alcalde de Parla, José María Fraile, también detenido). También ha sido detenido el director comercial, Constantino Álvarez.

Cofely es  una de las empresas donde "pivotaría" toda la trama de corrupción municipal y autonómica investigada en la Operación Púnica, en la que han sido detenidas 51 personas.

Cofely España contrató al exvicealcalde de Madrid Miguel Ángel Villanueva como asesor en 2013, quien dimitió por la tragedia del Madrid Arena en la que fallecieron cinco adolescentes.

Villanueva intermedió para conseguir contratos municipales para Suez. Todos los alcaldes a los que tocó han sido detenidos en esta operación, como son el regidor de Valdemoro, Parla -donde Cofely logró un contrato de 61 millones de euros en 15 años - y Torrejón de Velasco -contrato de 6 millones de euros-.

 La Fiscalía Anticorrupción ha explicado esta mañana la trama estaba "infiltrada en varios ayuntamientos y autonomías" de Madrid, León, Murcia y Valencia y lograba contratos públicos en "connivencia" de ediles municipales y funcionarios, empresarios de la construcción y de empresas de servicios energéticos.

De esta forma se habría asegurado "el éxito de adjudicaciones públicas a 250 millones de euros, tan solo en los dos últimos años, y como contrapartida el cobro de comisiones ilegales, a costa de las Haciendas Municipales y Autonómicas".

Una de estas empresas que trabajaría para la trama sería Cofely, perteneciente al grupo GDF Suez, que en su página web se presenta como una experta en "soluciones globales e innovadoras" a fin de garantizar el máximo rendimiento energético de edificios e instalaciones; asegurar la producción y distribución de energías y reducir el impacto medioambiental.

El julio de 2013, según señala en su web, esta empresa resultó adjudicataria de un contrato de servicios energéticos para diversas instalaciones municipales (edificios, alumbrado público y semáforos) del Ayuntamiento de Parla, uno de los municipios investigados y donde ha sido detenido su alcalde.

El contrato firmado permitiría disminuir a Parla, asegura esta web, cerca de un 40% de su consumo energético y de sus emisiones dióxido de carbono solo en el alumbrado público.


http://www.quoners.es/q/trafico-influencias