Público
Público

El finalista Tomas Berdych no teme a nadie en la pista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El checo Tomas Berdych, finalista en el torneo de Wimbledon, aseguró hoy que no le tiene miedo a nadie en la pista, pero espera que le queden energías para el domingo en su primera final en un Gran Slam.

"Sería malo si dijera que tengo miedo a alguien" y "definitivamente no lo tengo", dijo en conferencia de prensa el duodécimo favorito de la competición, después de batir al serbio Novak Djokovic, en las semifinales, y al suizo Roger Federer, en los cuartos de final.

Berdych no pudo valorar contra cuál de ellos jugó mejor ni quiso comparar los dos encuentros. Hoy "simplemente jugué, no mi mejor tenis, sino el juego que necesitaba", dijo el checo, satisfecho por haber resuelto el duelo en tres sets.

El décimo tercer tenista del mundo espera que aún le queden energías para la final del domingo, pues confesó que esta mañana antes de su partido de semifinales se sentía bastante cansado.

"Creo que intentaré hacer lo mismo que hice después de Roger. Así que hoy pensaré sólo en el partido de hoy y desde mañana, lo dejaré a un lado y me centraré en estar preparado para la final", explicó sobre sus planes.

A sus 24 años, Berdych habló también de cuál ha sido su clave esta temporada para alcanzar la final de un Gran Slam, después de ser eliminado en las semifinales de Roland Garros por el sueco Robin Soderling.

"Son muchas cosas. Definitivamente empieza en la primera ronda. Sólo necesitas ir paso a paso y batir a cada jugador, llegar a cada partido, a cada oponente con los mismos objetivos, las mismas tácticas, estar concentrado, ser paciente e intentar tu mejor juego. Al final, funciona bastante bien", indicó.

Al referirse a su duelo de hoy ante Djokovic, quien pasará a ser el número dos del mundo el próximo lunes, Berdych consideró que había jugado "mucho mejor" en el segundo set: "lo hice un poco más complicado".

"Finalmente lo puse a mi favor y entonces él empezó a estar muy bajo, creo que más mental que físicamente", opinó.

Su rival, Novak Djokovic, admitió que no utilizó las grandes oportunidades del partido cuando las tuvo.

"En momentos importantes cometí algunas dobles faltas. Fui un poco desafortunado en algunos puntos, pero definitivamente desaproveché mis oportunidades y él no lo hizo, así que se mereció ganar", expresó el serbio después de felicitar al ya finalista.