Público
Público

Finaliza el episodio de lluvias que ha dejado más de 200 l/m2 en Alicante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha dado por finalizado el episodio de lluvias intensas declarado este fin de semana y que ha dejado más de 200 litros por metro cuadrado en 48 horas en algunas zonas del norte de la provincia de Alicante.

La Generalitat, por su parte, ha retirado la preemergencia por lluvias que decretó el pasado jueves, por lo que a mediodía no había ninguna preemergencia activada en la Comunitat Valenciana, según ha informado en un comunicado.

Las lluvias, que se concentraron fundamentalmente entre la noche del viernes y la jornada de ayer, han dejado 225 litros por metro cuadrado en 48 horas en la zona de Vall de Laguart; 201 en Alcalalí, 170 en la sierra de La Carrasca, 160 en Vall de la Gallinera, 142 en Adbet, o 141 en Beniarrés, todas en la provincia de Alicante.

La Aemet decretó el viernes la alerta naranja (riesgo importante) por lluvias en Alicante, Castellón y Valencia, con una previsión de precipitaciones acumuladas que podía llegar a los 140 litros en doce horas, aviso que se mantuvo hasta la medianoche de ayer en la mitad sur de Valencia y el litoral norte de Alicante.

El riesgo por lluvias se redujo entonces a aviso amarillo para el sur de Valencia y el litoral de Alicante, pero desde las diez de esta mañana se ha dado por finalizado el episodio de precipitaciones.

El incidente más significativo fue un accidente de tráfico ocurrido ayer Vallada (Valencia) en el que un conductor de 76 años resultó herido tras salirse de la vía, y que cortó la carretera CV-35 durante media hora, lo que provocó retenciones de hasta dos kilómetros.

En general, las precipitaciones no han dado problemas significativos, salvo algunas incidencias en la red viaria y actuaciones menores de los bomberos relacionadas con saneamiento de cornisas, cortes de ramas y pequeños achiques de agua.

En concreto, el Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia solo tuvo una salida ayer para realizar un pequeño achique, mientras que el Centro de Coordinación de Emergencias ha destacado que hoy se ha vuelto a la "más absoluta normalidad".

La provincia de Alicante fue la que se llevó la peor parte, especialmente la comarca de la Marina Alta (en el litoral norte de la provincia), donde la acumulación de agua afectó a varias carreteras, calles y caminos rurales, así como a algunos locales comerciales.

Fuentes de la Generalitat explicaron ayer que se ha tratado de cantidades "distribuidas en el tiempo" y que no han caído de forma violenta y concentrada en pocos minutos, por lo que su absorción y canalización a los sistemas de desagüe está normalizada.