Público
Público

Finaliza el rescate de los esquiadores atrapados en Panticosa

Las evacuaciones acabaron a las 08.00 horas de este jueves sin que se produjera ningún incidente reseñable

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alrededor de las 8.00 horas de este jueves los responsables del equipo operativo que ha coordinado y dirigido el traslado de los esquiadores desde el área de Petrosos hasta la base de la telecabina de Panticosa, en el Pirineo aragonés, han trasladado al último grupo de los más de 1.000 esquiadores que permanecía en el área de restauración tras permanecer aislados desde la tarde del miércoles a causa de las fuertes rachas de viento en la estación invernal.

No se ha registrado ningún incidente reseñable, salvo el lógico cansancio acumulado después de las horas de espera. Hasta la estación de esquí de Panticosa se desplazaron el consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Roberto Bermúdez de Castro, y el consejero de Política Territorial e Interior, Antonio Suárez, para interesarse por el desarrollo del traslado y la situación de los esquiadores.

Además, unos 200 efectivos entre Guardia Civil, Bomberos, Protección Civil, personal sanitario, de la estación y habitantes de Hoz de Jaca y Panticosa participaron durante toda la noche y sin descanso en el traslado de los esquiadores.

Entre los esquiadores que quedaban por evacuar a última hora de la noche se encontraba el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, que esquiaba en las instalaciones en el momento de quedar cerrada la estación. Desde la estación también han pedido disculpas a todos los afectados por las molestias causadas tras el repentino cambio de las condiciones meteorológicas. 'En nombre del Grupo Aramón y de la estación de Panticosa queremos pedir disculpas a todos los usuarios por los trastornos que hayan podido sufrir, consecuencia del inesperado cambio de las condiciones meteorológicas', indica la compañía en una nota de prensa.

La evacuación se realizó en grupos de cincuenta personas, y en cinco máquinas pisa pistas, hasta la zona de 1.500 metros (Selva Verde), y con el telesilla Santa Cruz, que comunica a esa área con la base. Asimismo, alrededor de 300 esquiadores más expertos, acompañados por monitores,pudieron bajar esquiando y andando, según las zonas.

En todo momento, los esquiadores estuvieron dentro del área de restauración de Petrosos, atendidos por el personal de la estación y de los servicios de Protección Civil y tranquilos, informaron a Efe fuentes del Gobierno de Aragón y de Aramón.