Publicado: 26.12.2013 10:37 |Actualizado: 26.12.2013 10:37

El financiero Soros se convierte en el tercer mayor accionista de FCC

El millonario de origen húngaro compra un 3% del grupo de construcción, procedente del paquete de Esther Koplowitz, por unos 55 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El empresario y filántropo estadounidense de origen húngaro George Soros ha tomado una participación del 3% por ciento en la constructora FCC, lo que le convierte en el tercer mayor accionista individual del grupo de construcción y servicios, según publican hoy diversos medios. El financiero, que ocupa la posición 30 en el ranking de mayores fortunas del mundo que publica la revista Forbes, tendrá que comunicar esta participación al regulador del mercado español, la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

La compra de este paquete de FCC se inscribe dentro de la operación en la que el pasado 20 de diciembre el máximo accionista de la firma española, la familia Koplowitz, vendió en una colocación acelerada el 3,8% del capital, a través de sus sociedades B-1998 y Azate. Según fuentes financieras, el magnate estadounidense podría haber adquirido algo más del 3% a un precio de 15 euros por acción, lo que supone un desembolso de unos 55 millones de euros.

El multimillonario inversor estadounidense sigue los pasos del fundador de Microsoft, Bill Gates, que en octubre adquirió un 6% del capital del grupo español que tenía en autocartera.

Y al igual que la entrada del Gates, la participación de Soros en el grupo español supone un espaldarazo para la compañía que se encuentra en estos momentos negociando la refinanciación de 5.000 millones de su deuda. Dentro de este proceso, precisamente, se enmarca la venta por parte de Esther Koplowitz de ese 3,8% de la compañía, de la que todavía mantiene una mayoría de control del 50,01%. Precisamente, la dueña de FCC ha llegado a un acuerdo con la banca para refinanciar los 900 millones de endeudamiento asociado al  porcentaje que tiene en el grupo de construcción y servicios a través de su sociedad instrumental B-1998.

En paralelo, la compañía que preside Esther Alcocer Koplowitz trabaja en la venta de un conjunto de activos, como son su negocio logístico, la filial de mobiliario urbano Cemusa y la división de energía. Todo ello se enmarca en el plan estratégico que puso en marcha el pasado mes de marzo con el fin de recortar su endeudamiento y volver a beneficios. Este plan contemplaba la ejecución de desinversiones por valor de unos 2.500 millones de euros hasta 2015.