Público
Público

El fiscal acusa a los padres de Asunta de asesinato por los agravantes de alevosía y parentesco

El abogado de Rosario Porto recurre la decisión de que sean juzgados por un jurado popular

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El fiscal encargado del proceso por el crimen de la niña Asunta Basterra Porto, encontrada muerta en una pista forestal del municipio coruñés de Teo, ha elevado este viernes la tipificación de homicidio a asesinato al entender que existen las agravantes de alevosía y parentesco, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG).

Los padres de Asunta habían sido trasladados esta mañana desde la prisión de Teixeiro a los juzgados compostelanos para participar en la comparecencia en la que el juez les comunicó que el procedimiento seguirá la Ley del Tribunal del Jurado y, por tanto, será un jurado popular el encargado de juzgar el crimen de la niña. En esta vista, además del juez, los imputados y sus abogados, también ha estado presente el fiscal del caso y ha servido para que se eleve la calificación del delito que se les imputa de homicidio a asesinato, tras recibir los resultados de toxicología que apuntan a que a la menor se le habían suministrado sedantes desde hacía tiempo.

El fiscal de esta causa ha solicitado también que se prorrogue un mes más el secreto de las actuaciones, petición que el magistrado del Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago, José Antonio Vázquez Taín, ha aceptado, pese a que las defensas se opusieron al mantenimiento del secreto. Los padres adoptivos de la menor de origen chino, la abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra, permanecerán en prisión provisional después de que la Audiencia Provincial de A Coruña desestimase los dos recursos presentados por ambos contra el auto dictado por el juez instructor.

La comparecencia de este viernes en sede judicial supone la activación del proceso del Tribunal del Jurado, pero el abogado de Rosario Porto ya ha avanzado que recurrirá que sea un jurado popular y no uno profesional el que juzgue este caso. En su opinión, la 'imparcialidad' de este jurado 'va a ser imposible'. Sin embargo, Aranguren ha admitido que esta decisión era 'lo esperado', dado que el delito, tanto el de homicidio que pesaba antes de este viernes sobre ellos como el de asesinato al cual fue ahora elevado, 'es de los atribuidos a la competencia' del jurado popular.

Tras permanecer en los juzgados compostelanos desde las 10.00 horas, poco antes de las 13.00 horas un furgón de la Guardia Civil condujo a los dos detenidos hasta la casa de Montouto, en el municipio coruñés de Teo, para presenciar un nuevo registro en esta vivienda familiar que fue heredada por Rosario Porto de sus ya fallecidos padres.  Un amplio despliegue de efectivos de la Guardia Civil ha rodeado la casa familiar de Montouto durante las casi tres horas que ha durado el registro, el tercero del que es objeto esta vivienda,. Así, en la zona han permanecido hasta siete vehículos de la Guardia Civil y un turismo más de la Policía Judicial sin rotular.

Durante el tiempo que han permanecido en el interior de la finca, se ha podido ver a Rosario Porto y a Alfonso Basterra caminando, en compañía de sus abogados, por el jardín de la casa, y en la terraza de la vivienda hablando con los investigadores que recogían pruebas. En el registro han estado presentes también el fiscal del caso y el juez, José Antonio Vázquez Taín.


Durante más de hora y media, a los vehículos de los investigadores que participaban en la diligencia se ha sumado ante la casa la furgoneta de una empresa de cerrajería y alarmas de seguridad. El operario de esta empresa ha permanecido hasta las 14.30 horas en el interior de la vivienda para colaborar con los investigadores.

Los primeros en abandonar la casa han sido en fiscal y el juez, que se han marchado de la zona en el mismo vehículo sobre las 15.40 horas. Minutos después han salido de la vivienda efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Judicial portando bolsas con objetos sacados de la vivienda. En un mismo vehículo también han abandonado la casa los abogados de los dos imputados, José Luis Gutiérrez Aranguren y Belén Hospido, que no han querido hacer declaraciones. Los padres de la menor han sido los últimos en abandonar la vivienda y han salido dentro de sendos vehículos de la Guardia Civil con los cristales tintados y escoltados por vehículos policiales sobre las 15.45 horas.

El informe de toxicología remitido al Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago sobre el análisis efectuado a pelos de la niña Asunta Basterra Porto ha revelado que a la menor se le habían administrado fármacos sedantes desde hacía un largo periodo de tiempo. Así lo han confirmado fuentes consultadas por Europa Press, que han comentado que a la niña se le habían administrado fármacos sedantes desde hacía bastante tiempo.

Antes de concluirse este informe, análisis toxicológicos realizados al cuerpo de la niña Asunta Basterra Porto habían revelado que la menor había ingerido una dosis alta de un fármaco del grupo de los ansiolíticos. En concreto, análisis reflejaban que la menor tenía 0,68 microgramos por mililitro de sangre de una sustancia del grupo de las benzodiazepinas que se correspondería con lorazepam, una dosis que se considera alta para una menor de 12 años.

El lorazepam es un fármaco perteneciente al grupo de las benzodiazepinas de alta potencia y como tal es ansiolítico, sedante, relajante muscular, anticonvulsionante y amnesiante. Según ha trascendido, la madre de Asunta se medicaba para crisis de ansiedad y estrés.

El informe de toxicología era una de las diligencias pendientes para que el juzgado instructor evaluara si cambiaba la tipificación del delito. De hecho, este viernes el juez que instruye la causa judicial por la muerte de la niña ha decidido elevar de homicidio a asesinato las imputaciones que pesan contra los padres adoptivos de la menor de origen chino, la abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra.