Público
Público

El Fiscal General de EEUU ordena más 'The Wire'

Fan de una de las series más aclamadas de la televisión, bromea con los protagonistas en una charla para proteger a los menores de la droga y la explotación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La HBO debe rodar otra temporada de The Wire o en su defecto una película. Es una orden del Fiscal General de EEUU, un fan confeso de la que es una de las series más aclamadas de la historia de la televisión. Ayer, tres de los actores principales de la serie -Wendell Pierce (Bunk, en la imagen junto al fiscal), Sonja Sohn (Kima) y Jim True-Frost (Pérez)- pasaron por el Departamento de Justicia para participar en una charla que tenía como objetivo de proteger a los menores de la lacra de la droga y la explotación sexual.

En el marco de esta noble causa, el Fiscal General de EEUU, Eric Holder, no pudo resistirse y ordenó a los creadores -David Simon y Ed Burns- más entregas de The Wire, la serie de la que se confesó un acérrimo fan. 'Quiero hablar directamente con el Sr. Burns y el Sr. Simon: Hagan otra temporada de The Wire', afirmó Holder con tono solemne en una declaración que arrancó las risas y los aplausos del público.

'Eso es realmente mínimo... Si no hacen una nueva temporada deberían hacer una película. Se han hecho otras películas de HBO y esta es una serie que merece una película', continuó el Fiscal General. 'Quiero una temporada más o quiero una película. Tengo mucho poder Sr. Burns y Sr. Simon', advirtió Holder en tono de broma que apostilló en el mismo tono Wendell 'Bunk' Pierce con un 'escuchad, escuchad'.

Con un total de 60 episodios divididos en cinco temporadas, The Wire se ha convertido en la serie policial por antonomasia diseccionando la realidad criminal de Baltimore. Un retrato crudo y áspero de una ciudad en la que ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos. Personajes como el agente McNulty, el teniente Daniels, el vagabundo Bubbles, el asesino justiciero Omar, el elegante capo 'Stringer' Bell o la sicario Snoop son personajes tan reales como los policías y narcos que intentan sobrevivir en las calles del Baltimore real.