Público
Público

El fiscal pide 75 años de cárcel a Múgica por un atentado en el que murió un mosso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía pedirá 75 años de prisión para la etarra Ainhoa Múgica Goñi por el atentado con coche-bomba perpetrado el 17 de marzo de 2001 en las inmediaciones del hotel Montecarlo de Rosas (Gerona), en el que murió el mosso d'esquadra Santos Santamaría.

En el juicio que se celebrará el próximo jueves en este tribunal, el fiscal sostendrá que Múgica Goñi es autora de un delito de asesinato, otro de estragos y dos de lesiones terroristas.

Según explica el representante del Ministerio Público en su escrito de conclusiones provisionales, Eider Pérez y Aitor Olaizola, ya condenados por estos hechos, mantuvieron una cita en Francia con Múgica Goñi, que les indicó que tenían que obtener información sobre posibles objetivos de atentados.

Así, se les encomendó obtener información de la zona costera catalana, en concreto sobre hoteles de la Costa Brava, para colocar vehículos con artefactos explosivos.

Tras recibir un curso sobre el manejo de explosivos, a los dos procesados les fue facilitado un vehículo que había sido robado en Francia y cargado con cincuenta kilogramos de explosivo.

Eider Pérez condujo el coche-bomba hasta Rosas, mientras que Olaizola la precedía en una motocicleta para advertirle de la presencia de controles policiales.

Una vez en la localidad gerundense, adonde llegaron el mismo 17 de marzo, los etarras estacionaron el automóvil en las proximidades del hotel Montecarlo, en la urbanización Santa Margarita de Rosas, y programaron el detonador del explosivo para que estallara sobre las 22:56 horas.

La carga explosiva estaba orientada hacia la entrada principal del hotel, que no recibió todo el impacto de la onda expansiva debido a la interposición de un autocar que estaba aparcado en el lugar y que resultó calcinado.

Según el fiscal, sobre las 22:30 horas de forma anónima una persona comunicó a diversos organismos y medios que el coche-bomba haría explosión a las once de la noche.

Consecuencia de la explosión, un trozo de metralla alcanzó al policía autonómico Santos Santamaría, de 32 años, que se encontraba a unos 110 metros del foco de la explosión mientras realizaba labores de desalojo del hotel.

También resultaron heridos leves un policía local de Rosas y una ciudadana francesa.

Por otra parte, la Audiencia Nacional continuará el miércoles el juicio a Ana Isabel López Monge, para quien el fiscal pide 18 años de prisión por colaboración con ETA y depósito de explosivos en relación con el material encontrado en el piso que compartía con su pareja y del que se encontraron unas llaves con los restos de un coche-bomba en el que murieron en Bilbao dos terroristas en 2002.

López Monge fue detenida en Londres y entregada a España el 8 de enero del año pasado.