Público
Público

El fiscal pide 5 años por colocar un artefacto en un cajero que no explotó

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fiscal pide 5 años de prisión para Oier Amorrortu Liceranzu por la colocación de un artefacto incendiario en un cajero automático de Llodio (Álava) el 4 de febrero de 2007 que no hizo explosión, hechos por los que será juzgado el próximo martes en la Audiencia Nacional.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, el artefacto que colocó Amorrortu en el cajero estaba compuesto por dos petardos pirotécnicos y dos botes de spray de pintura y, caso de que hubiera hecho explosión, los daños que pudieran derivarse del impacto de los fragmentos "podrían afectar seriamente a las personas".

Diez días después, un comunicante anónimo reivindicó la explosión de un artefacto casero en esta sucursal en protesta por la detención de Gartxen Garaio Atxura, arrestado tras la sentencia del Tribunal Supremo por la que se declaró organización terrorista a Jarrai-Segi-Haika, lo que, según el fiscal, se podría relacionar con estos hechos.