Público
Público

El fiscal pide 7 años para 8 jóvenes por quemar dos cajeros en Pamplona en 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia Nacional juzgará esta semana a ocho presuntos miembros de la organización juvenil ilegalizada Segi por el ataque con cócteles molotov a dos sucursales bancarias de Pamplona el 13 de septiembre de 2008, hechos por los que la Fiscalía pide siete años de prisión para cada uno de ellos.

En su escrito de conclusiones provisionales, el fiscal acusa a Diego Javier Octavio Martinicorerna, Iker Araguas Jusue, Francisco Javier Arina Echarte, Iñaki Marín Mercero, Artzai Santesteban Arizcuren, Ibai Moreno Ibáñez, Joseba Fernández Aspurz ("El Guindi") e Imanol Salinas Ijurco de los delitos de desórdenes públicos, tenencia y empleo de aparatos incendiarios y daños terroristas.

Todos ellos, que serán juzgados mañana y el martes, "constituían un talde Y de apoyo a la estrategia de hostigamiento social a los objetivos marcados por ETA", afirma el fiscal Pedro Martínez.

Según su relato, los hechos ocurrieron sobre las 18:10 horas de la fecha mencionada justo al término de una manifestación cuyo lema era "Stop estado de excepción. Demokrazia Nafarroarentzat Euskalherriarentzat" (Democracia para Navarra y Euskal Herria) que finalizó en la Plaza del Castillo.

Nueve individuos con los rostros ocultos y las tareas "perfectamente distribuidas", prosigue, cortaron la calle "cruzando e incendiando varios contenedores que habían separado de sus fijaciones utilizando una cizalla" y después rompieron los cristales de dos sucursales De Caja Rural de Navarra y de Banesto cercanas a las que lanzaron cócteles molotov, quemando sus cajeros automáticos y causando desperfectos valorados en 19.604,95.

Posteriormente, arrojaron al fuego que habían prendido en los contenedores -y que causó desperfectos tasados en 759,22 euros- las mochilas en las que habían llevado el material y la cizalla para "destruir elementos incriminatorios" que pudieran identificarles.

El representante del Ministerio Público señala que esta acción fue propuesta por Araguas y Arina, que además fue quien llevaba la cizalla y se desprendió de ella, y "otra persona no totalmente identificada".