Público
Público

El fiscal pide el archivo del 'caso Morente'

En el escrito se solicita al juez el sobreseimiento al considerar que "no ha quedado debidamente acreditada la comisión por parte de ninguno de los imputados de conducta delictiva alguna"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fiscalía ha solicitado al juez del Juzgado de Instrucción número 52 de Madrid, que investiga el fallecimiento del cantaor a petición de la familia, el sobreseimiento del caso Morente al considerar que 'no ha quedado debidamente acreditada la comisión por parte de ninguno de los imputados de conducta delictiva alguna'. 

En el informe, remitido al juez, el fiscal hace un exhaustivo repaso de toda la documentación, los testimonios y los distintos informes periciales, concluyendo que 'no puede imputarse a los distintos profesionales médicos que intervinieron en las fases de diagnóstico, tratamiento y cuidado del señor Morente una acción u omisión contraria a las normas de la buena práctica médica (Ley Artix) que fuese la causante del fallecimiento del paciente, por lo que se solicita que se dicte auto de sobreseimiento'.

El informe forense que se hizo público en enero, también concluyó que la actuación médica en la Clínica La Luz 'se ajustó a la 'lex artis' (buena práctica médica) por parte de todo el personal facultativo' que intervino al cantaor y 'fue adecuada en todos los sentidos'.'La actuación dispensada en la UCI fue satisfactoria durante todo el tiempo que el paciente estuvo a su cargo', señalaban las conclusiones del forense Julio Lorenzo Rego que avalaba el diagnóstico médico.  Sin embargo, el forense sí detectó 'una cierta falta de rigor documental, pero sin repercusión alguna -ni siquiera mínima- en el conocimiento de la evolución del paciente para los facultativos, y por lo tanto sin repercusión alguna en el buen tratamiento suministrado al enfermo'.

La Clínica, por su parte, también ha solicitado al juez el archivo de la causa el pasado mes de marzo.

Enrique Morente falleció el 13 de diciembre de 2010 a los 67 años, una semana después de ser operado por segunda vez de un cáncer de esófago, su familia presentó una denuncia por presunta negligencia médica. La familia acusa a los responsables médicos de imprudencia profesional con resultado de muerte, falsificación de documento oficial y abandono sanitario, ya que, esta considera, que no se atendió a tiempo al cantaor.