Público
Público

El fiscal pide cuatro años para los menores acusados de dar una paliza a un joven en Sevilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía de Menores pedirá el lunes penas de hasta cuatro años de reclusión para seis chicos por una agresión en la plaza de España de Sevilla que dejó gravemente herido a un joven, aunque la defensa sostiene que fue una pelea multitudinaria en la que no se puede precisar quien golpeó a quien.

Los adolescentes están acusados por una agresión a patadas, puñetazos y botellazos registrada el 12 de octubre de 2007 en la Plaza de España, a raíz de una discusión entre dos pandillas, que dejó a la víctima M.A.S.C. con traumatismo craneoencefálico, cuatro heridas incisas en cuero cabelludo y otra herida incisa en el brazo que le afectó al músculo y nervio.

Se da la circunstancia de que cuatro miembros de esta pandilla fueron condenados en junio de 2008 a un año de internamiento y ocho meses de libertad vigilada por otra agresión a dos jóvenes a las puertas de una discoteca de la zona de Viapol, cometida dos semanas antes de la que va a ser juzgada a partir del lunes y hasta el día 24.

La víctima de Plaza de España tardó en curar 258 días y estuvo cuatro hospitalizado, en un caso que provocó una gran alarma social porque los acusados pertenecen a familias estructuradas y conocidas de Sevilla.

El escrito de acusación del fiscal, al que ha tenido acceso Efe, dice que la pelea comenzó a raíz de una discusión entre dos pandillas, cuando M.A.S.C. se acercó preguntando qué pasaba.

Entonces uno de los encartados le pegó una patada que le hizo caer al suelo, otro le tiró una botella, de la que la víctima se protegió con el brazo, donde sufrió una herida contusa, y otro le volvió a dar dos patadas, estando todavía en el suelo.

La víctima, "con gran temor, gravemente herido, se levantó como pudo y salió corriendo mientras le tiraban botellas", y todos los encartados le persiguieron por la avenida Isabel la Católica.

Dos de ellos, subidos en una moto, le dieron alcance y le golpearon con un casco para desestabilizarlo, momento en el que los seis acusados, junto a otras personas no identificadas, siguieron pegándole patadas, puñetazos y golpes con botellas y cascos, según el fiscal.

En ese momento, el encartado E.M.A. le rompió una botella de cristal en la cabeza y los demás le dieron otros cuatro golpes con objetos contundentes.

La defensa, por contra, sostiene que en total participaron en la pelea 15 o 20 jóvenes, sin que sea posible precisar quien o quienes golpeaba a la víctima o le tiraba botellas, pues durante la causa se han dado versiones divergentes y los acusados fueron identificados porque sus fotos se publicaron en la red social Tuenti.

Además, la defensa arguye como alternativa la atenuante de arrebato, que los acusados estaban bajo los efectos del alcohol y el "importante esfuerzo" realizado por sus familias para indemnizar al agredido.