Público
Público

El fiscal pide la imputación de Oriol Pujol por la trama de ITV

Ve indicios de delito en la actuación del secretario general de CDC y pide que el caso se eleve al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya por tratarse de una persona aforada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fiscal Anticorrupción de Barcelona ve indicios de delito en el caso de las ITV que afecta al secretario general de CDC y diputado autonómico, Oriol Pujol, según han informado a Público fuentes de la fiscalía. Por ello, ha solicitado al juez que eleve el caso al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) para que cite como imputado a Oriol Pujol, por ser diputado autonómico y, por tanto, por ser persona aforada. Oriol Pujol se sumaría además a su hermano Jordi Pujol Ferrusola, que también está siendo investigado por los presuntos delitos de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública en otro caso; ambos son hijos del histórico ex presidente catalán Jordi Pujol, que dirigió la Generalitat entre 1980 y 2003.

El fiscal entiende 'que existen indicios de participación de D. Oriol Pujol en un delito de tráfico de influencias', junto con otros cinco imputados. La petición de la Fiscalía ha llegado después de que un informe de la Agencia Tributaria que forma parte del sumario situase al único hijo del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol que se ha dedicado a la política como 'colaborador necesario' de el caso de las ITV, una trama de cargos públicos y empresarios del sector en Catalunya para la adjudicación irregular de estas estaciones. Según consta en el sumario, Oriol Pujol es 'el hombre encargado de aportar influencia política' y de mediar para conseguir beneficios a este grupo de empresarios.

Tras salir a finales de julio del año pasado este informe de Hacienda que lo situaba como clave de la trama, Oriol Pujol defendió ser inocente durante una comparecencia en el Parlament convocada para defender a su partido de las acusaciones de financiación irregular a través del Palau de la Música: 'No soy ni colaborador ni necesario'. El político convergente aseguró que no había 'montado' ninguna empresa del sector de las ITV y que no tiene capacidad para responder de las conversaciones de imputados en este caso que investiga la justicia en las que su nombre aparezca citado.

Todo el caso parte de la reforma que hizo el tripartito del mapa de las ITV catalanas, un mercado hasta el momento dominado por dos empresas que gestionaban 44 centros, las dos de Applus+, que lanzó dos concursos con dos lotes y tres estaciones cada uno, ganados por Atisae e Itevelesa, con lo que el mapa de ITV alcanza las 50 estaciones.

El primer concurso lo recurrió Certio ITV ante un juzgado contencioso administrativo porque consideró que se ha hecho mal, ya que algunas de las condiciones se establecieron después de que las empresas presentaran su oferta y la sala quinta del TSJC paralizó este concurso. El magistrado ponente de aquél recurso fue Joaquín Ortiz, investigado dentro de este mismo caso por reunirse en un almuerzo con Ricard Puignou y los servicios jurídicos de la Generalitat. Un segundo recurso, presentado por Oca, dificultó aun más que se normalizara la situación del mapa de las ITV, este recurso, además, lo resolvió el TSJC tumbando el decreto del tripartito que creaba un nuevo diseño de este sector, dejándolo todo en el aire. Es en este momento complicado cuando presuntamente estos empresarios habrían tratado de crear una nueva sociedad mediante la búsqueda de influencias políticas.

Oriol Pujol ha comparecido ante la prensa para rechazar su participación en la trama, al tiempo que ha inisnuado que podría dejar el cargo. 'Niego que sea colaborador necesario en la llamada trama de las ITV', ha manifestado. 'Nadie tiene que estorbar en el proceso histórico que ha emprendido esta formación política', ha afirmado el considerado en algunos medios el delfín mejor colocado para sustituir al presidente catalán, Artur Mas.

El portavoz del PSC, Jaume Collboni, ha considerado este lunes que el secretario general de CDC, Oriol Pujol, debería abandonar sus responsabilidades orgánicas en su partido si acaba siendo imputado tras la petición del fiscal en relación a la presunta trama de adjudicación irregular de estaciones de ITV en Cataluña. En rueda de prensa, ha asegurado que lo que reclama para Pujol es lo mismo que su partido aplica para sí mismo, como establece su código ético: los imputados deben abandonar sus cargos 'en el partido' aunque no están obligados a hacerlo en los representativos. Por su parte,  la diputada en el Congreso por ICV-EUiA, Laia Ortiz, ha exigido que el diputado de CiU en el Parlamento catalán y secretario general de CDC, Oriol Pujol, sea 'suspendido' de sus responsabilidades como cargo público y también en su partido si se le acaba imputando.

ERC, aliado de CiU en el Gobierno catalán, ha evitado pronunciarse sobre la petición de imputación de Oriol Pujol por parte de la Fiscalía en relación a la presunta trama de las ITV, y ha precisado que hará la 'valoración oportuna' cuando el juez decida finalmente si opta por imputarlo o no. En rueda de prensa tras la reunión este lunes de la dirección del partido, la portavoz republicana, Anna Simó, ha argumentado que su partido ha decidido mantenerse 'a la espera' de que la justicia tome una decisión definitiva sobre la imputación del secretario general de CDC.