Público
Público

La Fiscalía de la Audiencia pone en evidencia a Alcaraz

Rechaza abrir una causa para proceder contra el presidente del PSE, Jesús Eguiguren

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la asociación Voces Contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz, que también presidió la AVT , ha recibido un sonoro bofetón en la cara. La Fiscalía de la Audiencia Nacional le ha recordado que no se puede 'sostener seriamente', como ha pretendido Alcaraz, que el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, enaltezca el terrorismo cuando 'se alegra o se manifiesta feliz de que ETA se acabe' al recordar en el programa de La Sexta Salvados sus conversaciones en Ginebra durante la última tregua con el etarra Josu Ternera.

Para el fiscal Daniel Campos —que ha firmado el escrito en el que solicita al juez Pablo Ruz que no admita a trámite la querella que la asociación presentó contra Eguiguren por colaboración con banda armada y menosprecio a las víctimas— frases como 'habrá una declaración definitiva y verificable' o 'soy feliz pensando que en esta legislatura ETA se acaba' están muy alejadas del concepto enaltecimiento del terrorismo. 'Antes al contrario', sostiene: 'Si alguien se alegra o se manifiesta feliz de que ETA se acabe, no puede sostenerse seriamente que se esté enalteciendo o justificando la actividad de la banda armada'.

El escrito subraya que el relato de los hechos de Alcaraz 'es parcial, impreciso e indefinido'

El escrito del fiscal Campos critica además que la asociación de Alcaraz 'omite a la hora de calificar los hechos individualizar y concretar las conductas que serían constitutivas de delito' y señala que 'el relato de los hechos es parcial, impreciso e indefinido'.

Además, el fiscal señala que la querella incurre en un defecto formal y señala que el poder notarial presentado por el procurador de Voces contra el Terrorismo para interponer la querella 'de fecha anterior a los hechos'.

Para el fiscal la 'coincidencia temporal' entre la interposición de la querella, el pasado lunes, y la declaración de Eguiguren como testigo cuatro días después en el juicio al ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi por el mitin celebrado en el velódromo de Anoeta el 14 de noviembre de 2004, no es baladí. Y así lo recalca. 

La Fiscalía alude asimismo a la 'analogía evidente' del caso de Eguiguren con las reuniones que el entonces líder de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, mantuvo con dirigentes etarras en el sur de Francia 'con la finalidad de llegar al acuerdo de que no se cometieran atentados en Cataluña a cambio de apoyo en los objetivos de autodetrminación'.

En septiembre de 2004, el Supremo declaró que Carod no podía ser imputado ni por encubrimiento -porque 'no se descubre ningún acto de ayuda a personas para eludir la investigación de la autoridad o sus agentes'- ni por colaboración con banda armada, porque éste consiste en 'poner a disposición de la banda, conociendo sus métodos, determinadas informaciones, medios económicos o de transporte'.