Público
Público

La Fiscalía de Castellón abre una investigación por los seísmos

Las pesquisas tratarán de establecer quienes son los responsables. Esta mañana se registraron dos nuevos temblores de magnitud 3,7 y 3,3 en el Golfo de Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La costa de Castellón ha vuelto a sufrir un nuevo terremoto esta mañana de magnitud 3,7 según ha informado el Instituto Geográfico. El temblor se produjo en torno a las 10.49 horas y la Dirección General de Protección Civil de la Generalitat de Catalunya activó los protocolos de emergencia. No es el único seísmo que se ha producido este viernes ni mucho menos ya que desde las 08.00 horas el servicio de información sísmica ha registrado hasta ocho temblores en el Golfo de Valencia. El último de ellos fue a las 09.55 horas de magnitud 3,3.

Ante esta situación, la Fiscalía de Castellón ha acordado esta mañana incoar diligencias de investigación penal con el objeto de esclarecer las causas de los movimientos sísmicos que se están produciendo en los últimos días en la zona norte de la costa de la provincia.  De momento, sigue activado, por parte de la Conselleria de Gobernación, el Plan Sísmico Fase 0 Seguimiento-Información en Vinaròs, Benicarló y Peñíscola, que implica la comunicación constante entre los consistorios implicados con el Consorcio Provincial de Bomberos, Subdelegación del Gobierno, CICU y Policía Autonómica.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Manuel Soria, aseguró ayer que 'aunque científicamente, en estos momentos no está contrasado, hay una probabilidad muy alta' de que haya una relación de causa-efecto entre la inyección del gas y los terremotos registrados, según los datos aportados por el Instituto Geográfico Nacional (IGN) y el Instituto Geológico y Minero (IGME), cuyo informe se espera 'para los próximos días'.

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, anunció asimismo el jueves que la corporación provincial emprenderá acciones legales 'contra los exministros responsables de la tramitación y la adjudiación de la concesión de almacenamiento subterráneo del proyecto Castor en el caso de que haya indicios de negligencia en el proceso llevado a cabo por el Gobierno de España entre 2008 y 2010'. Moliner apuntó a Cristina Narbona, Elena Espinosa, Miguel Sebastián y Joan Clos por sus distintas responsabilidades en el proyecto.