Público
Público

La fiscalía de la Corte Penal Internacional inicia un examen de la violencia en Libia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fiscal general de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno Ocampo, anunció hoy que ha iniciado un examen preliminar sobre posibles crímenes de guerra y lesa humanidad presuntamente cometidos en Libia.

El fiscal adelantó en rueda de prensa que espera poder decidir "esta semana" si abre una investigación formal, lo que pondría al líder libio, Muamar el Gadafi, en el punto de mira de ese organismo judicial de la ONU.

La oficina de la fiscalía está reuniendo información de manera preliminar para "estar lo más preparados posible" en cuanto el Consejo de Seguridad de la ONU le envíe documentación sobre el caso, que sería el remitido directamente a la CPI tras el conflicto de la región sudanesa de Darfur.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el fin de semana pasado una resolución que incluye sanciones económicas contra el régimen libio y su líder, Muamar el Gadafi, y denuncia la represión contra la población civil, considerándola como un posible crimen de lesa humanidad susceptibles de ser juzgado en la CPI, con sede en La Haya.

El Consejo de Seguridad también exigió de nuevo que se ponga fin de inmediato a los ataques contra civiles "incitados desde el más alto nivel del Gobierno libio".

La ONU estima que más de 1.000 personas han sido asesinadas en los disturbios.

Ocampo aclaró hoy que una investigación de la CPI deberá probar que se cometieron crímenes de forma "sistemática e indiscriminada" contra la población civil, así como la gravedad de los mismos y que no hayan sido juzgados por autoridades locales, como estipulan los Estatutos de la Corte.

También que deberán discernir "quienes son los máximos responsables" de los presuntos crímenes supuestamente cometidos en las últimas semanas en Libia.

En esta fase preliminar, la fiscalía está en contacto con organismos como la Unión Africana e intenta entre otras cosas conseguir información sobre la estructura militar en Libia.

"Tenemos que entender cómo funciona el Ejército en Libia, pero no hemos empezado a tomar testimonios, porque todavía no hemos abierto una investigación", declaró el jurista argentino.

Ocampo puntualizó que "todo el mundo en Libia" puede ser investigado, a la vez que hizo un llamamiento a que "se ponga fin" a la violencia.

El fiscal resaltó que ha sido "increíble" que la resolución de la ONU se haya tomado por unanimidad, lo cual a su entender es un reflejo de que "el mundo tiene la voluntad de poner fin a los crímenes".

La CPI empezó a funcionar en 2002 con competencias para juzgar presuntos crímenes de guerra y lesa humanidad, incluido genocidio, a escala internacional.