Público
Público

La Fiscalía de EE.UU. pide al menos 30 años de prisión para el ex conductor de Bin Laden

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Salim Hamdan, ex conductor de Osama Bin Laden, afronta una condena mínima de 30 años en prisión por apoyo material al terrorismo si el jurado de la comisión militar ajusta su sentencia a la recomendación que le hizo hoy la Fiscalía.

"Deben considerar una sentencia de cadena perpetua cuando analicen los hechos de este caso", se dirigió el fiscal John Murphy al jurado, compuesto de cinco hombres y una mujer, elegido por el Pentágono. Pero la condena "no debe ser inferior a 30 años", añadió.

El jurado declaró el jueves a Hamdan culpable de cinco cargos de apoyo al terrorismo, en el primer juicio por crímenes de guerra llevado a cabo por EE.UU. desde la Segunda Guerra Mundial.

Hamdan pidió hoy en su última vista ante el jurado antes de conocer su sentencia que no sea condenado a cadena perpetua.

En su comparecencia, Hamdan reconoció que continuó trabajando para Osama Bin Laden incluso después de saber que el líder de la red terrorista Al Qaeda había planeado atentados terroristas.

De pie y cabizbajo, Hamdan reiteró que su único motivo para trabajar para Bin Laden fue porque necesitaba un empleo.

Relató de nuevo que el líder de Al Qaeda le pagaba un buen salario y le trataba con respeto, pero también explicó que después de un tiempo su opinión sobre Bin Laden cambió.

Arropado por sus abogados, Hamdan admitió que sabía que su jefe estaba detrás de los atentados contra dos embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania en 1998 y contra el destructor USS Cole, en el puerto de Adén, en Yemen, en 2000.

"Fue un gran choque para mí cuando me di cuenta de lo que estaba haciendo quien me había tratado (...) con respeto, consideración y cordialidad", dijo Hamden a través de un intérprete árabe.

Pese a ello, siguió trabajando para Bin Laden. "No tenía otra elección. Decidí volver una vez más a mi trabajo en Afganistán con Bin Laden", se justificó ante el jurado.

Poco después ocurrieron los atentados del 11 septiembre de 2001, a lo que Hamden se refirió como "el incidente aquí en Estados Unidos". En noviembre de 2001 fue detenido cuando condujo a su esposa a la frontera de Afganistán con Pakistán.

Hamden no estaba bajo juramento cuando hizo estas declaraciones, con las que aspira lograr una sentencia menos severa.

El juez militar, el capitán Keith Allred, ya ha determinado excluir cinco años de prisión de la sentencia, que son los años que ha pasado ya en la prisión de la base naval de Guantánamo, en Cuba.

El jurado comenzará previsiblemente esta noche con sus deliberaciones para determinar una sentencia. Bajo las normas de las comisiones militares, la sentencia la emite el jurado y no el juez.

La decisión no tiene que ser unánime. Un asesor legal del Pentágono revisará después la sentencia y tiene capacidad de reducirla, pero no de elevarla.