Publicado: 10.02.2014 13:02 |Actualizado: 10.02.2014 13:02

La Fiscalía investigará el caso del subsahariano hallado en una playa de Ceuta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía de Ceuta ordenará que se investiguen las circunstancias en las que se produjo, el jueves por la mañana, el fallecimiento del único indocumentado cuyo cuerpo sin vida ha terminado en territorio español.

La Fiscalía ha ordenado la investigación tras recibir a mediodía una copia del atestado remitido por la Guardia Civil al Juzgado de Instrucción de Guardia tras localizar el cadáver el sábado en la playa del Tarajal.  Fuentes del Ministerio Público han explicado que se daba por hecho que la Benemérita daría cuenta también al juzgado de los hechos acontecidos el jueves, cuando cientos de subsaharianos intentaron acceder en grupo a Ceuta a través del espigón marítimo del Tarajal, donde perdieron la vida al menos 15.

Sin embargo, la Comandancia de la Guardia Civil ha señalado que las únicas diligencias instruidas corresponden al hallazgo, el sábado alrededor de las 18.30 horas, del cadáver de un joven subsahariano de entre 20 y 30 años de edad al que se le ha practicado una autopsia que señala que la causa de su muerte fue asfixia por inmersión sin signos de violencia. Es decir, el único hecho sobre el que la Guardia Civil ha dado cuenta es el del hombre cuyo cuerpo apareció en territorio español. El resto de los acontecimientos "sucedieron en territorio marroquí", ha justificado la Benemérita.

Una vez en sede judicial los acontecimientos, la Fiscalía no piensa, "de acuerdo con lo previsto en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, reproducir actuaciones de oficio". En primer lugar atenderá las instrucciones de la titular del Juzgado al que ha llegado el atestado de la Guardia Civil y, en cualquier caso, pedirá que se investiguen "todas las circunstancias en las que tuvo lugar el fallecimiento del varón cuyo cadáver ha aparecido en España y conocer, entre otros puntos, cuál fue la actuación de las Fuerzas de Seguridad españolas y marroquíes".

La solicitud de nuevos informes o ampliación del atestado presentado se trasladará en primer lugar a la propia Guardia Civil "y, si fuese necesario, a la Policía Nacional".

Precisamente hoy, una veintena de ONG habían presentado una denuncia ante la Fiscalía General del Estado para exigir que se investigaran los hechos y se depurarar responsabilidades. Varios supervivientes de la tragedia denunciaron la violencia empleada por la Guardia Civil cuando los inmigrantes trataban de alcanzar la costa. Los relatos de los testigos culpan directamente a los agentes españoles de los fallecimientos.

"El relato que éstos hacen del trato de la Guardia Civil y de las medidas de dispersión que utilizaron no coincide en nada con la versión de la Delegación del Gobierno ni con la de la Guardia Civil. Hablan de pelotas de goma, de botes de humo, de que estuvieron 'achuchando' con palos los cadáveres para que se quedaran en el lado marroquí... Tiene que investigarse", explica Javier Baeza, miembro de la Coordinadora de Barrios, una de las organizaciones que ha impulsado la denuncia. 

En el texto registrado ante la Fiscalía, firmado entre otras por el Servicio Jesuita de Atención a Migrantes (SJM) y la Federación Estatal SOS Racismo, las entidades detallan la "evidente contradicción" entre estos testimonios y de las imágenes difundidas en las últimas horas sobre la tragedia con la postura oficial, según la cual, no se utilizó material antidisturbios directamente contra los inmigrantes.