Público
Público

La Fiscalía investigará el supuesto espionaje en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía de la Comunidad de Madrid anunció el jueves la apertura de diligencias de investigación en el caso de supuesto espionaje a altos cargos madrileños del Partido Popular, en medio de un cruce de acusaciones respecto a la procedencia de los presuntos seguimientos.

La Fiscalía informó en un comunicado de que ha solicitado a la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad que le remita toda la información que tenga en relación con los presuntos seguimientos realizados en los últimos meses al vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio González, al ex consejero Alfredo Prada y al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo.

El escándalo sobre la supuesta existencia de un grupo de ex agentes de policía y guardias civiles que estarían a sueldo de la Consejería, como un "servicio secreto particular", fue destapado por el diario El País esta semana. La Fiscalía llamará a declarar como testigo al autor de la información.

Granados calificó el jueves de "gran mentira" que la Comunidad de Madrid tuviera nada que ver con los seguimientos a los políticos 'populares', y emplazó a quien tuviera información al respecto a que fuera a los juzgados.

"Todo es un montaje que quiere llevar la idea de la mayor falsedad de todas: la existencia de una estructura ad hoc creada por la Comunidad para seguir a diferentes personas y, la segunda, que desde la Comunidad se tenga un interés en espiar la vida de la gente", dijo Granados en rueda de prensa conjunta con el propio González tras el consejo de Gobierno.

El País afirmó haber tenido acceso a unos 'dossiers' de seguimientos realizados a González, Prada y Cobo, que es la mano derecha del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que ayer pidió en RTVE una investigación completa porque una Comunidad Autónoma "no puede tener ningún cuerpo parapolicial".

"Excepto en el caso del vicepresidente, donde sí hay material gráfico, en el resto de los casos es un relato de supuestos seguimientos", dijo Granados, pidiendo al primer edil que rectificara sus palabras.

ex policía nacional citado por El País en esta trama - y la Consejería, o cualquier otro órgano de la Comunidad de Madrid.

El responsable de Interior explicó que existe una dirección general de Seguridad y Política Interior, dependiente de su consejería, cuyas funciones son exclusivamente la seguridad y coordinación de la misma en edificios e instalaciones de la Comunidad y colaborar en la seguridad de personas y personalidades madrileñas.

La dirección general fue creada bajo el gobierno del socialista Joaquín Leguina y modificada bajo el mandato de Ruiz-Gallardón cuando era presidente autonómico, manifestó Granados.

"Cuando alguien quiere sostener y acusar a la Comunidad de haber construido un servicio de espionaje (?) o que ha dado una orden ilegal de seguimiento a alguien lo tiene que acreditar porque está haciendo una imputación grave de un hecho presuntamente delictivo", dijo por su parte González, agregando que ellos eran los primeros interesados en aclarar los hechos.

El consejero de Interior apuntó a que se estaba tratando de desprestigiar a la Comunidad de Madrid y a su presidenta, Esperanza Aguirre, para debilitarla.

Por último, aseguró que Peña entró a trabajar en la dirección general meses después a los presuntos seguimientos a Cobo y Prada.

ZAPATERO DICE GÉNOVA SABE DÓNDE MIRAR

Por su parte, el Partido Popular emitió un comunicado en el que aseguró que de ser ciertas las noticias serían unos "hechos gravísimos y unas actuaciones inadmisibles en su naturaleza, independientemente de su origen".

Además, insta a una "actuación inmediata" en el ámbito de la Justicia y responsabilidades políticas "que el Partido Popular exigiría con absoluta firmeza y determinación".

El portavoz del PP, Esteban González Pons, pareció apuntar el jueves a algún tipo de implicación del Ministerio del Interior.

"Hay información contenida en esos 'dossiers' que no se puede conseguir sin la connivencia del Ministerio del Interior, como son identificaciones de personas e identificaciones de matrículas. ¿Quién está detrás de esta investigación a los populares?", se preguntó.

En respuesta a esta insinuación, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió "un poco de rigor y de seriedad" a los dirigentes populares y calificó el asunto de "tema político muy serio".

"Vamos de asombro en asombro. Ahora la dirección del Partido Popular dice que se mira al Ministerio del Interior. Saben muy bien a quién tienen que mirar desde Génova (sede del PP)", declaró, en una rueda de prensa al término de la cumbre hispano-lusa celebrada en Zamora.