Público
Público

La Fiscalía investigará el supuesto espionaje en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía de la Comunidad de Madrid anunció el jueves la apertura de diligencias de investigación en el caso de supuesto espionaje a altos cargos madrileños del Partido Popular, en medio de un cruce de acusaciones respecto a la procedencia de los presuntos seguimientos.

La Fiscalía informó en un comunicado de que ha solicitado a la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad que le remita toda la información que tenga en relación con los presuntos seguimientos realizados en los últimos meses al vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio González, al ex consejero Alfredo Prada y al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo.

El escándalo sobre la supuesta existencia de un grupo de ex agentes de policía y guardias civiles que estarían a sueldo de la Consejería como un "servicio secreto particular", fue revelado por el diario El País esta semana. La Fiscalía llamará a declarar como testigo al autor de la información.

Los principales dirigentes del gobierno regional madrileño, la presidenta, Esperanza Aguirre, González y el consejero de presidencia, Francisco Granados, negaron con rotundidad la existencia de la red de espionaje.

"Aquí en la Comunidad de Madrid no hay montado ningún servicio de espionaje, ninguna estructura de espionaje ni nada que se le parezca", manifestó Aguirre, al tiempo que aseguró que "pone la mano en el fuego" por todos sus consejeros.

Por su parte, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, señaló en una entrevista en televisión el miércoles por la noche que la Comunidad "no tiene que tener ningún tipo de cuerpo parapolicial" y que "nadie puede tomarse la justicia por su mano".

Aguirre respondió que "el alcalde, y cualesquiera personas que den por buena la información publica El País tendrán que probarlo, tendrán que demostrarlo, tendrán que rectificar, y si no, tendrán que vernos en los tribunales".

El País afirmó haber tenido acceso a unos 'dossiers' de seguimientos realizados a González, Prada y Cobo, que es la mano derecha del alcalde.

"Excepto en el caso del vicepresidente, donde sí hay material gráfico, en el resto de los casos es un relato de supuestos seguimientos", dijo Granados en una rueda de prensa conjunta con González.

ex policía nacional citado por El País en esta trama - y la Consejería, o cualquier otro órgano de la Comunidad de Madrid.

ZAPATERO DICE GÉNOVA SABE DÓNDE MIRAR

Ante una situación que vuelve a poner de manifiesto las diferencias entre Aguirre y Gallardón, la dirección general del Partido Popular emitió un comunicado en el que aseguró que de ser ciertas las noticias serían unos "hechos gravísimos y unas actuaciones inadmisibles en su naturaleza, independientemente de su origen".

Además, instó a una "actuación inmediata" en el ámbito de la Justicia y responsabilidades políticas "que el Partido Popular exigiría con absoluta firmeza y determinación".

El portavoz del PP, Esteban González Pons, pareció apuntar a algún tipo de implicación del Ministerio del Interior.

"Hay información contenida en esos 'dossiers' que no se puede conseguir sin la connivencia del Ministerio del Interior, como son identificaciones de personas e identificaciones de matrículas. ¿Quién está detrás de esta investigación a los populares?", se preguntó.

En respuesta a esta insinuación, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió "un poco de rigor y de seriedad" a los dirigentes populares y calificó el asunto de "tema político muy serio".

"Vamos de asombro en asombro. Ahora la dirección del Partido Popular dice que se mira al Ministerio del Interior. Saben muy bien a quién tienen que mirar desde Génova (sede del PP)", declaró, en una rueda de prensa al término de la cumbre hispano-lusa celebrada en Zamora.