Público
Público

La Fiscalía mantiene los cuatro años de cárcel para Ortega Cano

Además del ingreso en prisión, el exmatador estaría privado de su derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante seis años y condenado a pagar una indemnización de 169.619 euros a favor de los fami

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía de Sevilla ha elevado a definitiva su petición de cuatro años de cárcel y la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante seis años para el exmatador de toros José Ortega Cano por el accidente de tráfico registrado el pasado mes de mayo de 2011 en el que perdió la vida un vecino de Castilblanco de los Arroyos identificado como Carlos Parra.

De este modo, el Ministerio Público ha mantenido su petición de cuatro años de cárcel y el pago de una indemnización de 169.619 euros a favor de los familiares por parte del acusado, al que atribuye un delito de homicidio imprudente en concurso con dos delitos contra la seguridad vial, en concreto por conducción temeraria y circulación bajo los efectos del alcohol.

De su lado, la acusación particular que ejerce la familia ha mantenido igualmente su petición de cuatro años de prisión, mientras que el abogado de la defensa del extorero ha interesado su libre absolución. La defensa del torero ha elevado a definitiva su petición de absolución por entender que la alcoholemia de 1,26 gramos por litro de sangre que arrojó el torero es inválida pues se rompió la cadena de custodia de las muestras en el hospital Virgen Macarena de Sevilla. Para ello, ha impugnado las providencias del juez de instrucción que ordenó hacer una prueba de alcoholemia a Ortega Cano, cuando estaba ingresado en el hospital, y los consiguientes resultados del Instituto Nacional de Toxicología.

Dos peritos propuestos por la defensa del extorero José Ortega Cano han ratificado este martes que el acusado circulaba a una velocidad de entre 79 y 96 kilómetros por hora, en contra de lo asegurado por la Guardia Civil, que mantiene que el imputado iba a 125 kilómetros por hora. Durante su comparecencia en calidad de peritos ante el Juzgado de lo Penal número 6 de Sevilla, los ingenieros industriales de la Universidad de Zaragoza Juan José Alba y Alberto Iglesia han señalado que el vehículo Seat Altea en el que viajaba la víctima circulaba a una velocidad situada entre los 32 y los 40 kilómetros por hora.

La Guardia Civil: 'la colisión fue como una canica contra una bola de billar'

Los peritos han llegado a conclusiones distintas a las del Instituto Armado al realizar una aplicación diferente de los teoremas de la Energía y de la Cantidad de Movimiento, a lo que se suma la 'discrepancia' en lo que se refiere a las energías absorbidas en la deformación por ambos vehículos. La 'discrepancia' entre los peritos y la Guardia Civil se origina 'en la interpretación sobre la forma de colisionar los coches', han explicado Alba e Iglesia, quienes consideran que el Mercedes R-320 del extorero 'rompió la carrocería del Seat Altea de forma poco habitual', produciéndose 'un resbalamiento' tras el que ambos vehículos continuaron sus trayectorias hasta pararse. 

Los agentes del Equipo de Reconstrucción de Accidentes (ERAT) de la Guardia Civil han intervenido en ese momento para poner de manifiesto que 'la colisión no se produjo' tal y como los peritos de la defensa han expuesto a través de unas imágenes virtuales reproducidas en un ordenador, mientras que el fiscal ha criticado que los peritos hayan empleado para su recreación dos vehículos iguales, ejemplificando que la colisión 'fue como una canica contra una bola de billar'.

De su lado, un perito propuesto por Mutua Madrileña, una de las compañías aseguradoras del vehículo del acusado, ha ratificado el informe realizado por la Guardia Civil y ha aseverado que el coche del extorero 'invadió completamente el carril contrario al menos durante tres segundos y 90 metros'. Además, ha opinado que la invasión del carril contrario no fue 'momentánea', ya que 'eso llevaría implícito pegar un volantazo y perder el control del vehículo' hasta producir el vuelco.