Público
Público

La Fiscalía pide la entrega a España de los presuntos etarras Iturbide y San Sebastián

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía del Tribunal de Apelación de Pau (suroeste francés) pidió hoy luz verde a la entrega a España de Joseba Iturbide y Mikel San Sebastián, presuntos miembros del comando de ETA que atentó en 2006 en el aeropuerto madrideño de Barajas, indicaron a Efe fuentes judiciales.

La corte anunciará su decisión el próximo 7 de marzo, precisaron las fuentes.

La Sala de instrucción del tribunal examinó hoy las euro-ordenes cursadas por la justicia española contra los dos presuntos etarras, que fueron arrestados el pasado día 15 junto a la pareja que les albergaba en su casa de la localidad vascofrancesa de San Juan de Luz.

Inicialmente, el examen debía tener lugar el pasado martes, pero se pospuso hasta hoy a petición de la abogada de los dos presuntos etarras, que pedía más tiempo para preparar su defensa.

En la audiencia de hoy la defensa pidió a la corte que rechace la entrega a España de los dos presuntos etarras, agregaron las fuentes.

Iturbide y San Sebastián, que asistieron a la audiencia en medio de fuertes medidas de seguridad, están recluidos desde el pasado día 20 en la prisión de Seysses, cerca de Toulouse, a la espera de la decisión de la corte sobre su entrega a España.

La Audiencia Nacional de Madrid les reclama por asesinato, en relación con el atentado de Barajas, y por pertenencia a una organización terrorista, tenencia de armas y explosivos y hechos de conspiración para cometer delitos de estragos terroristas en el período 2002-2006.

Los plazos de los procedimientos de las euro-órdenes son rápidos, por lo que, aún en el supuesto de que la defensa de los dos presuntos etarras recurriera ante el Tribunal Supremo la previsible decisión de entrega a España, ésta podría tener lugar en dos meses, a juzgar por casos anteriores.

Cuando no hay recurso, el plazo de entrega suele oscilar entre unos diez días y tres a cuatro semanas, con una media de dos semanas, según fuentes judiciales.

El arresto de Iturbide y San Sebastián completó, según España, la desarticulación del "comando Elurra", responsable del atentado contra la terminal T-4 del aeropuerto madrileño el 30 de diciembre de 2006, que causó la muerte de dos ecuatorianos y que rompió de facto la tregua declarada por ETA en marzo de ese año.