Público
Público

La Fiscalía pretende incautar los préstamos de Madoff a sus hijos

Nueva relación de bienes retenidos que podrían servir para idemnizar a las víctimas del fraude

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía de Nueva York pretende que las autoridades se incauten también de cerca de 31,55 millones de dólares que el matrimonio Madoff entregó a sus hijos como préstamos.

En un escrito remitido hoy al Tribunal del Distrito Sur de Nueva York, la Fiscalía ofrece una nueva relación de bienes vinculados a Bernard Madoff susceptibles de ser retenidos para que, en su caso, sirvan para indemnizar a las víctimas del financiero, acusado de una de las mayores estafas de la historia.

Entre esos bienes, que se suman a otros ya propuestos por los fiscales implicados en el caso, se apuntan una serie de préstamos que tanto Madoff como su esposa Ruth hicieron a sus hijos por cantidades que oscilan entre los 250.000 y los 6 millones de dólares.

En la relación se encuentran también los intereses que el matrimonio pueda tener en una serie de entidades en las que los fiscales creen que ambos invirtieron fondos.

Además, se reclamarán 'varias piezas de joyería a nombre de Ruth Madoff con un valor aproximado de 2.624.340 dólares' y 'unos 35 juegos de relojes y gemelos de Bernard Madoff, actualmente bajo la custodia de (el despacho de abogados) Dickstein Shapiro'.

La medida anunciada hoy se suma a la acometida el domingo también por la Fiscalía y por la que se propuso la incautación de activos a nombre de Ruth Madoff -entre ellos inmuebles, coches, yates y cuentas bancarias- ante el temor de que los venda o los haga desaparecer.

En un documento de tres páginas entregado al Tribunal Federal de Manhattan con fecha del 15 de marzo, se detallaban bienes del matrimonio que la Fiscalía considera que deberían protegerse, incluidos los de Ruth Madoff, cuya fortuna personal ha cifrado en más de 92 millones de dólares, y a pesar de que sobre ella no hay acusación alguna.

Estas iniciativas son las primeras medidas que se toman sobre los activos propiedad de los familiares de Bernard Madoff, quien desde que confesó su estafa ha tratado siempre de protegerlos asegurando que no estaban al corriente de sus actividades y eximiéndoles por tanto de cualquier culpa.

Madoff fue detenido el pasado 11 de diciembre, cuando confesó haber montado una fraudulenta estructura financiera, la mayor de que la que se tiene noticia. Tres meses después, el pasado día 12, se declaró culpable de once delitos relacionados con fraude y lavado de dinero, por lo que el juez ordenó su ingreso inmediato en prisión.

El financiero neoyorquino se enfrente a una pena de hasta 150 años de prisión por montar un esquema Ponzi que, según él mismo, podría ascender a 50.000 millones de dólares, aunque poco antes de su detención el financiero envió escritos a sus clientes hablando de activos por valor de casi 65.000 millones.

En coincidencia con su encarcelamiento se conoció que la fortuna de Madoff al final de 2008 ascendía a 823 millones de dólares, según documentación judicial aportada por la Comisión del Mercado de Valores de EEUU.