Público
Público

Fito vuelve a la carretera con 80 conciertos

Le acompañará La Cabra Mecánica en una gira que ya lleva vendidas 90.000 entradas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fito & Los Fitipaldis vuelven este viernes a la carretera con ochenta conciertos por delante en una de las giras más esperadas, Antes de que cuente diez. El nuevo éxito discográfico de Fito Cabrales y su banda, que ha liderado las listas de ventas durante cinco semanas consecutivas, ya tiene vendidas más de 90.000 entradas.

Santander es la primera parada de la gira y están a punto de colgar el cartel de 'no hay localidades'. Le seguirán Castellón, Alicante, Coruña y Vigo dentro de un largo recorrido por toda España que finalizará, tras un parón veraniego, en el último trimestre de 2010. En diciembre llegará a Madrid, con dos conciertos en el Palacio de los Deportes.

Según el roquero bilbaíno, una de las 'cosas más difíciles' ha sido elegir qué canciones de sus discos anteriores sonarán en sus directos. Sabe que hay temas que no se pueden 'apartar del repertorio', porque 'es normal que la gente quiera escuchar esas canciones', pero 'hay que hacer sitio a lo nuevo'.

Ya se han agotado las localidades para el primero de los dos conciertos que el grupo ofrecerá en Barcelona, en Madrid y en Bilbao, donde harán doblete por primera vez. La Cabra Mecánica les acompañarán como invitados.

'Es una recompensa en muchos sentidos', señala el cantante, quien cree que la fidelidad de su público le da 'cierta seguridad' ante una apuesta tan 'arriesgada' como es una gira 'autogestionada.

Las expectativas que ha levantado no le dan vértigo, aunque sí volver al escenario y tener 'a diez mil tíos delante'. Y reconoce que el directo engancha: '¿Por qué, si no, haríamos esto? Con lo tranquilo que se está en casa', se pregunta.

'Cuando teníamos 16 años, nos compramos una guitarra y empezamos a tocar. Ahora hay mucho éxito, mucha responsabilidad pero no quiero perder el norte. Es divertido subir a un escenario, tener una banda de rock y tocar. La responsabilidad se queda en un segundo plano', añade.