Público
Público

Un Fitur descafeinado para las autonomías por los recortes presupuestarios

En esta edición de la feria de turismo, las CCAA deberán promocionarse en una cuarta parte menos de espacio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los recortes presupuestarios han obligado a las comunidades autónomas a reducir considerablemente el presupuesto que destinan a Fitur y aunque el turismo sigue siendo un sector clave para España, en esta XXXIII edición deberán promocionarse en una cuarta parte menos de espacio.

Desde 2010 viene siendo constante la reducción de efectivos para Fitur, que este año llega a su máxima expresión al destinarse a las autonomías tres pabellones -en lugar de cuatro como en ediciones anteriores- y con la ausencia de presidentes autonómicos como los de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y Melilla, Juan José Imbroda, así como con la escasez de actos institucionales.

El certamen ha contratado algo más de 56.000 metros cuadrados frente a los 62.500 de la anterior edición y ocupará 8 pabellones, lo que supone una bajada en general del 9,6 por ciento, que los organizadores de la feria encuentran 'razonable'.

Para el presidente ejecutivo de Ifema, Luis Eduardo Cortés, lo importante es que todas las autonomías estén presentes en la feria, aunque sea con 'estands más pequeños', ya que 'con menos metros cuadrados se puede hacer el mismo trabajo de promoción'.

La reducción del presupuesto para este evento es realmente llamativo en el caso de Andalucía, con un 34 por ciento menos. Aún así, su inversión para esta feria superará el millón de euros.

En un expositor de 5.300 metros cuadrados, un 13,5 por ciento menor que el año pasado, Andalucía intentará facilitar la generación de negocio, y prueba de ello es que el expositor contará con 36 mesas de trabajo, un 28,5 por ciento más que en 2012.

En la búsqueda de la eficiencia económica, las marcas turísticas de la Generalitat Valenciana participarán con un único expositor, que ocupará 1.700 metros cuadrados y que ha sido diseñado por el Ayuntamiento de Benidorm.

En un pabellón de cerca de 1.600 metros cuadrados -bastante menor que en 2012-, la Comunidad de Madrid ha vuelto a aunar esfuerzos con el Ayuntamiento para la promoción de la ciudad y con una inversión de 160.000 euros harán una labor de promoción turística 'efectiva y potente'.

Otro de los pabellones más grandes será el de Castilla y León, que en 1.391 metros intentará canalizar la negociación directa en la feria, sin intermediarios, con los empresarios y profesionales del turismo.

Castilla y León no ha facilitado el presupuesto que ha destinado a esta feria al igual que Asturias, que ante la clave de austeridad aprovechará una estructura ya empleada en ediciones anteriores.

Menos presupuesto y menos espacio es una constante que se repite, de manera que Cataluña ha perdido un 44 por ciento de superficie en dos años, al pasar de los 1.800 metros de 2011 a los 1.000 de la edición actual y con un presupuesto de 370.000 euros, 50.000 menos que en 2012.

También el País Vasco pierde 200 metros y ocupará 800 metros cuadrados, al tiempo que ha reducido su inversión de los 512.000 euros del pasado año a 394.000.

La reducción de espacio también afecta a Castilla-La Mancha, que con un presupuesto de 200.000 euros condensará su oferta en unos 518 metros cuadrados, lejos de los 3.000 que ocupó en 2011, cuando llegó a invertir cerca de un millón de euros.

Murcia, con una inversión de 68.000 euros, también ha reducido su presupuesto en 532.000 euros respecto a hace tres años, y en un estand de 221 metros expondrá la marca 'Región de Murcia'.

Por su parte, Extremadura acude a Fitur con un presupuesto de 350.000 euros, un 12,5 por ciento menos que la edición anterior y con la novedad de dar a su gastronomía un espacio propio.

El expositor extremeño, que el jueves recibirá la visita de su presidente, José Antonio Monago, ha costado más que en 2012, al pasar de 174.000 a 192.000 euros y ha ganado un 15,3 por ciento de espacio hasta los 602 metros.

Otra prueba del ajuste es el caso de La Rioja, que reduce en más de un 50 por ciento su presupuesto para la Feria al pasar de 150.000 a 70.000 euros. Al igual que las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, La Rioja no celebrará en esta ocasión día institucional.

Cantabria acude a Fitur con un expositor de 552 metros en el que hará una apuesta firme por las nuevas tecnologías, mientras que Aragón, que no ha facilitado su inversión, tendrá un expositor de 405 metros cuadrados, en el que se presentará por primera vez la marca de Aragón con una 'A' gigante de 6 metros de altura.

A pesar de suponer las islas Baleares y Canarias uno de los mayores atractivos de la Feria, las pitiusas cuentan con un presupuesto de 263.114 euros, un 27 por ciento menos que el año pasado para un pabellón de poco más de 500 metros cuadrados, una superficie que triplica Canarias, que en sus 1.827 metros simulará las ondulaciones del mar.

El pabellón gallego, un 30 por ciento más económico que en 2012, ocupará 967 metros cuadrados, y presentará novedades como la posibilidad de adquirir paquetes turísticos a través de los teléfonos inteligentes.

Bajo el lema 'Déjate abrazar', el estand de Navarra, con una superficie de 503 metros cuadrados, similar al de las ediciones anteriores, exhibirá dieciocho enclaves y miradores, con los que se pretende ser más comercial que nunca.

DISPLAY CONNECTORS, SL.