Público
Público

Flores ganó 500.000 euros por la fiesta de Halloween en el Madrid Arena

Las partes abren las urnas con las entradas para comprobar el precio de cada una y averiguar si hubo duplicidades o falsificaciones. Hasta ahora no se ha detectado ninguna falsificación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El promotor de la fiesta de Halloween del Madrid Arena, Miguel Ángel Flores, pudo obtener 500.000 euros de beneficio, según apuntó este lunes la abogada María José Siñeriz, tras conocerse la valoración económica de las entradas de dos y media de las ocho urnas decomisadas, que asciende a 150.000 euros.

Estos datos han sido aportados por Siñeriz, letrada de la familia de Cristina Arce, una de las cinco víctimas mortales de la tragedia del Madrid Arena, tras una sesión de recuento de boletos que se ha desarrollado en el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, encargado del caso.

Siñeriz cifró en una media de 50.000 euros el importe del contenido de cada una de las ocho cajas con entradas, por lo que ha calculado que los beneficios del promotor del evento pudieron superar los 500.000 euros.

Hasta ahora, según Siñeriz, se han ratificado los datos del primer recuento de las ocho cajas decomisadas que contienen entradas y que ya en noviembre fueron contabilizadas con el resultado 16.791 pases, un 58,4% más del aforo permitido para el evento.

Ante el secretario judicial y las partes, agentes del Grupo V de Homicidios de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Madrid han abierto hasta el momento las urnas A, B y parte de la C para comprobar no tanto el número de pases como constatar el precio de cada uno y averiguar si hubo duplicidades o falsificaciones.

La diligencia consiste en verificar el número o localizador y computar el precio de cada boleto. En dos cajas y media, no se ha encontrado ninguna entrada falsificada y se han detectado entre ocho y diez duplicadas.

La letrada de la familia de Cristina Arce destacó la importancia de esta prueba para conocer los ingresos de la fiesta del Madrid Arena, ya que Miguel Ángel Flores 'jamás ha querido dar ningún dato económico'.

Esta nueva diligencia en torno a las entradas comenzó el pasado 15 de julio, a instancias de los abogados de las familias de las jóvenes fallecidas en la tragedia y el abogado del promotor del evento.

De esta forma, el juez que instruye el caso, Eduardo López-Palop, quiere determinar el precio de las entradas, ya que se ha acreditado que éste oscilaba entre 15 y 50 euros en función de la fecha y el lugar donde fue adquirida.

Las acusaciones particulares han requerido a Flores el listado de pases VIP e invitaciones para completar el cálculo de los beneficios de la fiesta.

El juez retomará en octubre el caso Madrid Arena, tras regresar de sus vacaciones en septiembre, con interrogatorios a testigos y careos.

López-Palop tomará declaración el 11 de octubre a Sandra Regidor, una joven que estuvo en la fiesta y que contó en varios medios de comunicación que no encontró la enfermería.

Entre las diligencias pendientes, figuran careos entre altos cargos de Diviertt —la promotora del evento—, Madrid Espacios y Congresos —la empresa municipal que gestiona el pabellón— y Seguriber -—encargada de la seguridad— para determinar quién dio la orden de abrir las puertas de emergencias y de la antigua cafetería del Madrid Arena.

Por ello, Siñeriz ha estimado que la investigación del caso Madrid Arena concluirá el próximo mes de enero.