Público
Público

El FMI advierte de una "Gran Recesión"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Fondo Monetario Internacional advirtió el lunes de que la economía mundial se contraerá probablemente este año en una "Gran Recesión", mientras los líderes africanos creen que la crisis económica puede dar al traste con los avances socioeconómicos que tan difíciles han sido de lograr.

"El FMI espera que el crecimiento mundial caiga por debajo de cero este año, el peor comportamiento en la vida de la mayoría", dijo el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, a líderes políticos y económicos africanos reunidos en la capital tanzana.

"El continuo declive de las instituciones económicas mundiales, junto con la caída en picado de la confianza empresarial y del consumidor está haciendo caer la demanda doméstica en todo el globo, mientras que el comercio mundial está cayedo a un ritmo alarmante y los precios de las materias primas se han derrumbado", añadió.

Mientras los países avanzados se centran en los problemas de sus propias economías, Strauss-Kahn pidió a la comunidad internacional que no se olvide de África, donde se anticipa que el crecimiento regional se modere bruscamente al 3 por ciento este año, la mitad del rimo de los últimos cinco años.

Strauss-Kahn advirtió de que esa proyección "podría ser demasiado optimista".

"Pese a que la crisis ha tardado en llegar a África, todos sabemos que viene y su impacto será severo", sostuvo. "Debemos asegurarnos de que se oigan las voces de los pobres. Debemos asegurar que África no quede fuera", agregó.

El presidente de Tanzania, Jakaya Kikwete, dijo que la crisis suponía la mayor amenaza para la región en la historia reciente.

"Hasta ahora, la voz de África sobre esta situación desconcertante ha quedado muda, como se ha atestiguado en las diferentes iniciativas y procesos mundiales que han surgido para responder a la crisis", dijo a los 300 delegados de la conferencia.

Añadió que la reunión de los líderes del G-20 en Londres el 2 de abril era una oportunidad para enviar un mensaje claro al mundo sobre las preocupaciones africanas.

El principal desafío, apuntó, era cómo mantener los logros en la estabilidad económica en el África Subsahariana.

El ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, dijo que África se enfrentaba al "equivalente de un tsunami" y que la amenaza llega cuando la región estaba atrayendo más inversión del sector privado, reduciendo sus deudas y construyendo democracias más fuertes.

Añadió que África necesitaba apoyo económico inmediato y que no se dé marcha atrás a las promesas de ayuda, puesto que lo contrario sería una brecha en la confianza en un momento en el que el mundo necesita unidad.

Aún así, dijo que África no debía sentarse a lamentarse de una crisis que no contribuyó a crear.

"Para que nuestra agenda sea creíble, África debe estar a la altura de sus propios compromisos", dijo, añadiendo que los países deben hacer cumplir la ley, y abogar por la transparencia y la responsabilidad.