Público
Público

El FMI alerta que la crisis financiera se puede convertir en crónica

El organismo avisa que pierde fuerza el efecto en los mercados el "círculo virtuoso" del anuncio de compra de bonos del BCE 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La demora en la aplicación de soluciones a los desafíos a medio plazo planteados a la economía podría llevar la crisis financiera a una nueva fase 'más crónica', según ha advertido el Fondo Monetario Internacional (FMI).

'La crisis financiera mundial podría entrar en una fase más crónica caracterizada por un deterioro de las condiciones financieras y por episodios recurrentes de inestabilidad financiera', señala la institución en el primer capítulo de su Informe de Estabilidad Financiera Global. No obstante, el FMI destaca que el efecto combinado de los mayores compromisos políticos y de los estímulos monetarios han permitido atenuar los riesgos más agudos en los mercados.

De hecho, en el caso de la zona euro, el informe del FMI aprecia una 'considerable disminución' de los riesgos agudos para la estabilidad, aunque advierte de que 'muchos bancos en la periferia de la zona euro' afrontan problemas relacionados con los altos costes de financiación, el deterioro de la calidad de los activos y la escasa rentabilidad. De este modo, el informe señala que, mientras en EEUU el proceso de saneamiento 'prácticamente se ha completado', ciertos bancos europeos necesitan 'redoblar los esfuerzos'. 'En particular, los bancos en la periferia de la zona euro se enfrentan a desafíos considerables que disminuyen su capacidad para apoyar la recuperación económica', añade.

En su informe, el FMI subraya que las 'persistentes' diferencias en los costes de financiación entre el núcleo y la periferia de la zona euro mantienen 'constreñido' el flujo de crédito hacia la economía real, y obstaculizan la recuperación en países como España o Italia. 'Las diferencias entre la periferia y el núcleo en términos de interés de los préstamos bancarios y a las empresas persisten, ya que la solución (de los problemas) es todavía incompleta y los costes de financiación son más altos para los bancos y los bonos en la periferia', explica. De este modo, el crédito a la economía real en estos países 'sigue constreñido, lo que refuerza la divergencia en los resultados económicos' con países como Alemania.

'El crédito no fluye de forma adecuada hacia la periferia del euro', insistió en la rueda de prensa de presentación del informe el director de Asuntos Monetarios del FMI, el español José Viñals.El directivo del FMI, que anteriormente fue subgobernador del Banco de España, ha expresado su satisfacción con las reformas adoptadas por las autoridades españolas para sanear el sistema financiero, mientras que ha expresado la necesidad de que las empresas reduzcan su exceso de endeudamiento, incluyendo ventas de activos o un menor reparto de beneficios mediante rebajas del dividendo. 'En los países de la periferia consideramos que debería reducirse la deuda de las empresas un 20%', ha apuntado Viñals.

No obstante, el alto funcionario español del FMI subrayó que 'no se trata de un problema inmediato', aunque hay que prestarle atención, ya que la deuda sólo es sostenible mientras las empresas pueden generar a medio plazo un flujo de caja suficiente para hacer frente al servicio de sus obligaciones.

El director de Asuntos Monetarios del Fondo ha instado, además a España a 'perseverar' en los procesos de reforma laboral y financiera para que el país vuelva a crecer en 2014. El FMI prevé que la economía española se contraiga un 1,6% este año y que retorne a la senda de crecimiento en 2014, cuando se espera un repunte del 0,7%. 'Si se ven las previsiones que se han hecho, lo que hay es una mejoría para 2014 respecto a 2013, y la economía se coloca en terreno positivo, en el caso de España. Yo creo que es alentador', ha asegurado Viñals a los periodistas españoles tras la rueda de prensa de presentación del Informe sobre Estabilidad Financiera Global. El funcionario del organismo remarcó, además, que 'para consolidar esta recuperación, y hacerla incluso más intensa, es importante perseverar en los procesos de ajuste y de reforma, de los mercados laborales, de bienes y servicios, y del sistema financiero'.

Además, el informe del organismo internacional adviert que el 'círculo virtuoso' generado por el anuncio del Banco Central Europeo (BCE) en septiembre pasado de un programa de compra de bonos 'ilimitado' en caso necesario se ha 'ralentizado'. 'Aunque los inversores y funcionarios parecen cómodos con que el programa del BCE se mantenga con carácter virtual, esta dinámica podría cambiar', asegura en su Informe de Estabilidad Financiera Global. El Fondo apuntó que la situación política podría complicar la implementación del programa y puso como ejemplo 'la actual incertidumbre sobre el resultado de las elecciones en Italia'.

El anuncio el pasado mes de septiembre por parte del presidente del BCE, Mario Draghi, de su disposición a poner en práctica, de ser necesario, un programa de compra sin límites de bonos soberanos logró reducir notablemente las tensiones financieras en la zona euro.

El informe del Fondo también hace referencia al controvertido rescate de Chipre, que en un principio incluía quitas para los pequeños ahorradores (con depósitos de hasta 100.000 euros), punto que luego fue eliminado. 'El potencial de contagio de los acontecimientos en Chipre es un importante recordatorio de la fragilidad de la confianza de los mercados', destacó el organismo internacional. No obstante, los técnicos del FMI aseguraron que lo sucedido en Chipre 'reafirma la necesidad de llevar a cabo un progreso sostenido hacia la unión bancaria europea, especialmente en lo que se refiere a un supervisor, una institución de resolución bancaria y un esquema de garantía de depósitos común'.