Público
Público

El FMI amenaza con bajar su ayuda a Grecia

La organización teme una exposición excesiva a la eurozona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando Grecia había cumplido con todas las exigencias y la eurozona acariciaba finalmente su propio consenso sobre el rescate, el Fondo Monetario Internacional se convirtió en un problema. Fuentes comunitarias reconocieron este viernes que la participación de la institución en el segundo rescate griego es 'un asunto abierto'. Sobre él discutirán los ministros de Economía del euro el próximo lunes con Christine Lagarde, su directora gerente y habitual participante en las reuniones de la eurozona.

El FMI ha cofinanciado hasta ahora los tres rescates todavía en curso: el primero de Grecia, con 30.000 millones, el de Irlanda, con 22.500, y el de Portugal, con 26.000. La institución ha contribuido hasta ahora con un tercio de la ayuda total, correspondiendo los otros dos tercios a los países europeos y fundamentalmente a los de la eurozona. Para el segundo rescate de Grecia, el FMI podría aportar tan sólo 13.000 millones de euros de un total de 130.000, según publicó este viernes el diario The WallStreet Journal. Según el rotativo, la posible reducción se debe al 'temor de los miembros del fondo a una sobreexposición a la eurozona'.

La reducción de su aportación desestabilizaría aún más las cuentas hechas por los jefes de Gobierno de la eurozona en el mes de octubre del año pasado. Desde entonces, una recesión más fuerte de lo esperado en Grecia y la negociación con la banca privada han trastocado los cálculos, elevando la factura entre 10.000 y 15.000 millones.

Fuentes oficiales confirmaron a este diario que el Banco Central Europeo y los bancos centrales nacionales podrían contribuir al rescate aceptando participar en la reestructuración de la deuda helena como han hecho los inversores privados. La semana pasada, el presidente del BCE, Mario Draghi, abrió la puerta a la operación, advirtiendo de que la institución no podría registrar pérdidas para sortear su ortodoxo mandato, que impide rescatar a países. 'Creo que habrá un acuerdo. Pero también, no podría no haberlo', aseguró este viernes en Bruselas una fuente cercana a la negociación. 'Si no lo hay el lunes será por motivos políticos, pero no técnicos', añadió, en referencia a las amenazas vertidas desde Berlín y La Haya sobre un nuevo aplazamiento.

El objetivo final es que en 2020 la deuda griega no supere el 120% del PIB (ahora 160%). Según el último análisis de la deuda griega elaborado por la UE y el FMI, sin contar con recursos adicionales como los de los bancos centrales, la deuda se situaría en ese año en el 129%.