Público
Público

El FMI aprueba créditos de urgencia para ayudar a la UE

Los países podrán pedir hasta diez veces su cuota, lo que a España le supondría hasta 46.000 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cortafuegos necesario para atajar los ataques contra el euro aún está por llegar y no vendrá, de momento, ni de la Unión Europea ni del Banco Central Europeo por los titubeos de Alemania. Pero, ayer, el Fondo Monetario Internacional (FMI) tomó la delantera y, ante la situación de emergencia en Europa, aprobó nuevos créditos de urgencia para ayudar a los países del euro con problemas de financiación dándoles liquidez. Se trata de un intento por evitar que la crisis de deuda europea en los mercados se contagie a EEUU, que, como Reino Unido, reclamó ese cortafuegos.

Pero los inversores que se escudan tras los mercados para poner en apuros a la deuda de los países europeos no lo consideraron ayer como un cortafuegos efectivo, sino como un pequeño muro. Así se reflejó en la Bolsa estadounidense, que enseguida moderó su momento de alegría.

Lo que ayer aprobó el FMI que dirige la exministra de Finanzas francesa Christine Lagarde supone reformar y ampliar los instrumentos y las líneas de crédito extraordinarias que hasta ahora se ofrecían a los países para superar desastres naturales o conflictos. Ahora, esos préstamos preventivos servirán para dar liquidez en situaciones debidas a elementos 'exógenos'. Ahí se incluiría la presión que sufren países como España, Italia y, ahora, Francia y Bélgica, a los que cada vez les cuesta más financiarse en los mercados. Con ello, el FMI busca evitar 'una cadena de contagio' y dar 'un paso más' para que haya estabilidad global.

Los países que tengan problemas para atender sus pagos por falta de liquidez (no porque no sean solventes) podrán pedir créditos a seis meses del 250% al 500% de la cuota que tienen en el FMI (acorde a su peso). Y de hasta el 1000% si son préstamos a 12 a 24 meses. Si España tuviera que pedirlo, le corresponderían de 23.000 a 46.000 millones de euros.

El G-20 acordó en su última cumbre hace tres semanas flexibilizar la línea de crédito preventiva para dar liquidez, informa Daniel Basteiro.