Publicado: 09.10.2014 17:48 |Actualizado: 09.10.2014 17:48

El FMI avisa que hay un 40% de riesgo de recesión en la Eurozona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advirtió este jueves de que hay alrededor de un 40% de posibilidades de que la zona euro vuelva a entrar en recesión. "No estamos sugiriendo que la región se esté encaminando hacia la recesión, pero sí decimos que existe un riesgo serio de que ocurra si no se hace nada. También, estamos diciendo que si se adoptan las políticas correctas, si tanto los países con déficit y superávit hacen lo que tiene que hacer, es evitable", recalca.

En su rueda de prensa previa al comienzo de la reunión anual del FMI y el Banco Mundial (BM), Lagarde hizo ese comentario tras rebajar en julio pasado las previsiones para la región a 0,8% en 2014 y 1,3%, tres y dos décimas menos de lo previsto, respectivamente. El frenazo previsto en la eurozona viene dado por la contracción de la economía italiana (-0,2%), el exiguo crecimiento de Francia (0,4%) y el debilitamiento de la economía alemana, el gran motor del euro, a un 1,4% para 2014. El FMI ha advertido que la zona euro, en particular, corre el riesgo de caer en una ciénaga de bajo crecimiento a medida que lucha con un alto desempleo y una baja inflación.

La responsable del organismo internacional vino a decir que los encargados de definir las políticas en todo el mundo deben emprender con mayor seriedad las reformas económicas o podrían ver a sus economías atascadas en un crecimiento mediocre y desordenado con alta deuda y desempleo. Lagarde, dijo que su consejo no había cambiado mucho desde hace seis meses (la última vez que los ministros de Finanzas del mundo y los banqueros centrales coincidieron en Washington para los encuentros del FMI y el Banco Mundial) pero que más amenazas se perfilaban en el horizonte.

"La última visión sobre la economía global se ve desagradablemente familiar: una recuperación dispar, precaria, con un crecimiento por debajo de lo esperado y con cada vez más riesgos a la baja", declaró la directora del FMI. "Es necesario colocar mayor énfasis entre los miembros en lo que respecta a políticas destinadas a impulsar decisivamente el potencial de crecimiento actual de hoy y el de mañana", dijo Lagarde.

La jefa del FMI elogió los planes recientes del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, de comprar deuda empaquetada para impulsar la vacilante economía Europea, pero sostuvo que el BCE debería estar dispuesto a hacer más si los precios no comienzan a subir. "Si el panorama de inflación no mejora y las expectativas continúan inclinándose a la baja, el BCE debería estar dispuesto a hacer más, incluyendo la compra de bonos soberanos", dijo.

Lagarde reconoció que los acontecimientos en Ucrania y el goteo de sanciones y contrasanciones con Rusia es uno de los riesgos geopolíticos identificados tanto para la economía global como para la eurozona, pero incidió en que esto sólo es una parte de las causas que han llevado al modesto crecimiento en la eurozona. Respecto a Grecia, consideró que lo mejor para el país una vez que concluya el programa de rescate acordado con el FMI y sus socios europeos es que solicite una línea de crédito precautoria, pese a que el Gobierno heleno ha asegurado que puede cubrir por sí mismo sus necesidades de financiación en los próximos años.