Público
Público

El FMI cree que el crédito promotor prolongará la debilidad del sistema financiero en España

El organismo también contempla "una caída de la oferta de crédito bancario durante el resto de 2009 y entrado 2010"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los préstamos a las promotoras inmobiliarias y las constructoras seguirán haciendo durante los próximos meses 'vulnerable' al sistema financiero español.

Esta es la opinión de José Viñals, responsable del área financiera en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y ex sub director del Banco de España. Viñals hizo estas declaraciones en el arranque de la cumbre anual del FMI en Estambul y, será por la lejanía con la férrea burocracia que impera en Washington, o será por que ya lleva alrededor de medio año en el cargo, pero por primera vez no tuvo problemas en hablar explícitamente en público de los problemas financieros que aquejan España.

En opinión de Viñals, el problema en España no vendrá por la morosidad hipotecaria, ni tampoco por algunos de los principales defectos que aquejan los sistemas financieros del resto de las economías desarrolladas. Esto es, pocas reservas de capital.

La debilidad española vendrá de la mano de los abundantes créditos que aún están en el balance de los bancos y que están respaldados por empresas del mundo del ladrillo. 'Inmobiliarias, constructoras', intercaló en español el consejero del FMI durante su intervención en inglés para dejar claro el foco del problema.

Con todo, el ejecutivo se deshizo en halagos con la puesta en marcha del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) que en su opinión es un buen instrumento para lograr la estabilización del sistema español y será una medida eficiente para elobjetivo que ha sido creada.

En el informe de Estabilidad Financiera Global presentado esta mañana, el FMI hace hincapié en la necesidad de que los países conserven los instrumentos de soporte al mundo financiero durante el próximo ejercicio, en línea con lo aprobado en la cumbre del G-20 en Pittsbrugh.

Sin embargo, ante el anuncio realizado por la ministra de Economía española, Elena Salgado, de que el año que viene ya no serán necesario dotar el Fondo de Adquisición de Activos, una de las líneas de ayuda del Gobierno español para la banca, Viñals se limitó a recordar que 'cada país tiene una situación diferente' y que, en cualquier caso, los países deben comenzar a preparar estrategias 'de salida' para deshacer los planes de ayuda aprobados hasta ahora.

Además, el informe ahondó con lo apuntado ya en abril durante la reunión de primavera de la institución: EEUU ya ha superado la peor fase de pérdidas crediticias mientras que Europa aún no ha reconocido ni la mitad de sus pérdidas.

Pese a todo, el FMI anunció que rebajaba su previsión de pérdidas globales en los bancos, desde los algo más de 4 billones de dólares que calculó a principios de año a 3,4 billones (2,3 billones de euros).