Público
Público

El FMI cree que la economía mundial continúa débil

El organismo internacional, que prepara una rebaja de sus previsiones económicas, advierte de que el sector financiero "aún no es más seguro".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Fondo Monetario Internacional (FMI) está preparándose para rebajar sus pronósticos de crecimiento global el próximo mes, cuando actualice sus proyecciones para la economía mundial, dijo el lunes la directora gerente del FMI. 'Continuamos pronosticando una recuperación gradual, pero el crecimiento será un poco más débil de lo que habíamos anticipado en julio, y nuestra previsión ha ido a la baja en los últimos 12 meses', ha comentado este lunes la directora gerente del FMI, Christine Lagarde. Ya en julio pasado, revisó a la baja sus proyecciones para la economía mundial al 3,9% el 2013, después de que en abril hubiera calculado un crecimiento del 4,1% (para 2012, mantuvo su pronóstico del 3,5%). En organismo internacional publicará sus previsiones el próximo octubre, con motivo de su Asamblea Anual, que este año se celebra en Tokio.

El factor que más pesa en la economía mundial es la incertidumbre entre los inversores sobre si los responsables políticos de las economías desarrolladas cumplirán sus promesas, señaló Lagarde, quien agregó que  los mercados financieros se habían visto impulsados por las recientes decisiones de los líderes europeos para afrontar la crisis de deuda en la eurozona y que ahora querían ver una implementación coordinada de esas decisiones. La directora del FMI insistió en que la economía global está todavía 'llena de incertidumbre, lejos de donde debería estar', y apuntó que su situación se parece a la de un rompecabezas. 'Algunas piezas están puestas y sabemos cómo debe ser el cuadro. Pero, para completar el cuadro, necesitamos que todas las piezas se junten', explicó.

Respecto a Europa, la directora gerente del FMI señaló que 'obviamente sigue siendo el epicentro de la crisis y donde es necesario más acción con urgencia'. En este sentido, señaló que se han dado pasos en los últimos meses, incluso antes de que el BCE anunciara su nuevo programa de compra de deuda, como por ejemplo el programa de ayuda a España para recapitalizar sus bancos. Sin embargo, ahora hay que ver a todos los actores implementando las medidas de forma coordinada, y, en concreto, subrayó la necesidad de una 'unión bancaria fuerte y eficaz'. En su opinión, debe iniciarse 'lo antes posible' para romper el círculo vicioso entre economía soberana y bancos, por lo que instó a avanzar en los acuerdos del 29 de junio para establecer un mecanismo único de supervisión bancaria y permitir la recapitalización directa de los bancos.

Lagarde además, , advirtió de que, pese al 'progreso real' en la reforma del sistema financiero mundial, el sector financiero 'aún no es más seguro' que cuando comenzó la crisis. 'Desgraciadamente, la energía para aplicar las reformas que han sido aprobadas, así como otras reformas necesitadas, está decayendo', dijo la directora gerente del FMI.