Público
Público

El FMI dice ahora que España crecerá en 2014 "salvo si se ve forzada a adoptar más ajustes"

La directora gerente, Christine Lagarde, dice ahora que "no existe razón objetiva para apresurarse a realizar una reducción drástica del déficit".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Es pura esquizofrenia. El discurso del FMI incurre en contradicciones más que evidentes: por un lado pide ajustes, reformas y recortes a los países más azotados por la crisis como España, pero al mismo tiempo reconoce que esos ajustes lastran el crecimiento. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, vuelve a caer en esa contradicción en una entrevista en el diario Expansión en la que afirma que España podría crecer en 2014 'salvo que el país se vea forzado a adoptar medidas duras de consolidación fiscal'.

'Abogamos por caminos de ajuste razonables y sensibles para España antes que recomendarle que ponga un foco exclusivo y excesivo en reducciones de déficit en las que solamente haya objetivos numéricos. Estas rebajas, además, serían difíciles de implementar en las circunstancias actuales', dice en una entrevista que publica este jueves el diario Expansión.

Para un país como España 'no existe razón objetiva para apresurarse a realizar una reducción drástica del déficit', en opinión de la directora gerente del FMI, organismo que acaba de revisar a la baja sus previsiones para la economía española, según las cuales ésta se contraerá un 1,6 % este año y repuntará un 0,7 % en 2014.

Pero en otra vuelta de tuerca aparentemente incomprensible, Lagarde estima también que el Gobierno español debe plantearse si ha hecho suficiente con sus reformas y ha cumplido el objetivo perseguido, al tiempo que apunta que la economía española no debe excluir cualquier instrumento potencial de mejora, incluido el Programa de Operaciones Monetarias Directas del Banco Central Europeo.

Sobre Bankia, la directora gerente del FMI considera que, retrospectivamente, 'todos diríamos que probablemente hubiera sido una decisión mejor recapitalizar a cada una de las siete cajas que la fundaron en vez de crear una megainstitución financiera con potencial posterior de colocación de acciones en bolsa'.